'La gente me quiere a pesar de ser rara': Andrea Echeverri

'La gente me quiere a pesar de ser rara': Andrea Echeverri

Habla sobre su tercer trabajo en solitario, 'Ruiseñora', y sus miedos. 'Soy mosca en leche', dice.

notitle
21 de julio 2012 , 04:23 p.m.

Las letras de la canción del nuevo disco que prepara Andrea Echeverri, la eterna 'florecita roquera' (aunque deteste que la llamen así), la reina del rock latinoamericano, como la han bautizado, nacieron después de una pelea descomunal. Un cataclismo. Una pelea de esas, dice ella, "que le mueven a uno el piso".

El que será su tercer trabajo como solista, previsto para septiembre, lleva por nombre 'Ruiseñora'. Ruiseñor por ese curioso pajarillo y señora porque así se siente. Como una señora que sabe lo que hace y lo que quiere. Que habla de respeto, de madurez.

En la canción que lleva ese nombre se echa piropos. Al fin y al cabo, siente que se los merece. "Es que siempre he sido muy modesta", dice mientras conversamos en la casona en la que vive, en el barrio Teusaquillo. "Ahora digo algo así como que soy lo último en guaracha. Y el disco es roca pura".

¿Esa modestia influyó para que tardara en decidirse a cantar en solitario?

Ahora que lo dice, puede ser. Creo que estaba cómoda y eso era rico. Pero llegó un momento en que ya no me sentía tan cómoda.

Quería tener el control. ¿Quizás había algo de miedo?

No sé si miedo. Pero sí mucha comodidad. Hace años una chica me pidió que fuera a tocar sola al cumpleaños de su marido. Y dije que no.

¿Por qué?

Porque pensaba que no podía hacer nada sola. Llevaba muchos años tocando con Aterciopelados y pararme ahí en el escenario sin ellos era otra cosa. Pero sentí la necesidad de construir mi lenguaje.

Demasiada dependencia...

Claro, Héctor (Buitrago) y yo éramos como una pareja de casados con unos roles asignados. Todo era a su gusto porque él escogía las canciones.

Y claro, a usted le quedaba una sensación de inconformismo.

Pero yo como que no me pillé eso sino hasta mucho después. Y en este disco rescato algunas canciones viejas que tenía en demos y que cuadraron chévere con la atmósfera del disco, que es bien rara. Un amigo dice que lo que pasa es que vengo brava.

¿Y por qué está tan brava?

Empecé a escribir las canciones en septiembre después de una pelea cataclísmica.

¿De pareja? ¿Existencial?

No voy a darle detalles, pero fue una de esas peleas que mueven el piso. El disco viene con esa energía. Es que estoy brava por muchas cosas.

¿Por ejemplo?

En Métetelo me quejo de la música reguetón y de la iconografía sexual tan maluca y barata que alimenta una imagen de la mujer como de gata caliente siempre dispuesta a lo que diga el chico. Y eso no es liberación femenina. Es absolutamente masculino.

¿Para usted, ¿qué es la liberación femenina?

Yo siento que la mujer necesita un lugar, es como si de alguna manera hubiésemos echado reversa.

A menudo habla de la sintonía con la tierra y con lo ancestral. ¿No se siente sola asumiendo ese discurso?

Soy consciente de que pertenezco a una minoría que va en contravía, y por eso me parece tan importante cantar y que me oigan.

¿ Y cómo encaja en una sociedad tan belicista como la nuestra?

No encajo. Soy mosca en leche.

Ser mosca en leche no está bien visto...

Yo creo que no estoy muy bien vista. De hecho, mis canciones no suenan en radio desde hace tiempo. No soy masiva, pero lo chévere es que la gente me ve y sonríe. Por rara que sea, la gente me quiere. Y eso me permite poder decir lo que siento y esperar que algo cambie. Me pasó el otro día con mi mamá.

¿Que ocurrió?

Me quedé aterrada porque ella, que pertenece a una generación muy clasista, me dijo que había superado por fin sus prejuicios. Esa semilla la sembré yo.

¿Y cómo se vivía eso en su casa?

Peleaba mucho porque me preguntaban qué apellido es ese amigo suyo y en qué barrio vive. Y me ponía furiosa, daba alaridos. Por eso, más allá de ser masivo, se trata es de esparcir una semillita que a lo mejor empieza a crecer.

Una canción para Florence
Reflexiones sobre amar

"Le dedico una canción a la escritora Florence Thomas que está inspirada en su libro 'Conversaciones con Violeta', donde reflexiona sobre el amor. Es que es muy grave que desde niñas nos metan en la cabeza los cuentos de hadas y que el último sentido en la vida es encontrar al hombre. ¿Es que para eso vinimos? ¿Para gustarle a un 'man'?".

Producto artesanal

Andrea Echeverri se implicó a fondo en la creación de su primer trabajo en solitario. Casi todo el disco estaba impregnado de su faceta de madre.

Empresa familiar

En Andrea Echeverri Dos, el segundo disco de la cantante de Aterciopelados, su hija Milagros y Amparo, su madre, participaron en los coros.

Concierto con la 33

Una noche de salsa, rock y electrónica les espera a los asistentes al concierto que ofrecerán este sábado Andrea Echeverri y la orquesta La 33 en el restaurante Islamorada (Km 1, Vía Las Margaritas, Sopó).

TATIANA PAOLA ESCÁRRAGA
Editora Redacción Domingo

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.