Inequidad aún es una tarea pendiente para Medellín

Inequidad aún es una tarea pendiente para Medellín

Veeduría Ciudadana al Plan de Desarrollo presentó balance de los últimos cinco alcaldes.

notitle
21 de julio 2012 , 10:29 a.m.

Desarrollo e inequidad como temas críticos aún no resueltos; participación, democracia y seguridad con iniciativas rescatables pero todavía con bajas tasas de acción ciudadana; y un hábitat, medio ambiente y movilidad que requieren proyectos para el largo plazo son tres de las observaciones generales que hace la Veeduría ciudadana al Plan de Desarrollo en un análisis publicado recientemente sobre las últimas cinco alcaldías de Medellín.

Esta iniciativa de la sociedad civil, conformada por más de 10 Organizaciones No Gubernamentales (ONG), publicó recientemente el libro Balance de la gestión de los Planes de Desarrollo de Medellín 1995-2011, en el que aparecen las tareas realizadas y aun pendientes (ver notas anexas).

"Han mejorado las condiciones de vida para todos: se ha mejorado la pobreza, el índice de desarrollo humano y de calidad de vida, pero no se transforma la inequidad", señaló Soledad Betancur, investigadora del Instituto Popular de Capacitación (IPC).

Esto significa que, pese a las múltiples estrategias públicas implementadas, la brecha entre los ricos y pobres se ha mantenido, y solo presenta una reducción en las cifras de inequidad presentadas por el DANE en el último año.

Para Betancur es preocupante que solo el 1,2 por ciento de las grandes empresas en la ciudad concentran el 94 por ciento de los activos.

"Esto genera sociedades muy polarizadas y deteriora la consolidación de la clase media. Dentro de las estrategias, lo que se puede hacer es conformar un empresariado medio en la región que se expanda a través de la asociatividad y que logre generar trabajo decente", precisó la investigadora.

Avances en varios frentes
La Veeduría reconoció en su balance los esfuerzos de las distintas administraciones por reducir el desempleo.

También subrayó el impulso que ha tenido la educación como motor del desarrollo,que inició desde la alcaldía de Sergio Naranjo, pero tuvo un bache entre 1998 y el 2000 cuando Juan Gómez enfatizó en contratarla con instituciones privadas.

Otro avance significativo, especialmente en los últimos dos periodos según el balance, es la participación ciudadana que toma fuerza desde el Programa de Planeación Local y Presupuesto Participativo.

Para Mauricio Cadavid, Presidente de la Veeduría, que dicho programa sea una política pública de ciudad no es garantía de que vaya a mantenerse en el tiempo. "Medellín tiene un arrume de ellas que no logran ejecutarse o cumplirse", explicó.

El balance de la Veeduría concluye recomendando la materialización de un Fondo de Medellín por la equidad, que busque cerrar la brecha social. Además, sugiere profundizar en la atención a los desconectados de los servicios públicos, el fortalecimiento del distrito agrario, el mejoramiento de los programas de participación ciudadana y la consolidación del Sistema Integrado de Transporte.
 

Aciertos y fallas de los cinco alcaldes

Este fue el análisis realizado por la Veeduría de cada uno de los periodos:

Sergio Naranjo

-Creó la Consejería Económica para formular programas de promoción de empleo.
-Escindió Metrosalud y creó la Secretaría municipal de salud.
-Inició gerencias sociales para apoyar procesos organizativos en distintas zonas de Medellín.
-Construyó el primer colegio piloto del futuro, y creó 56.125 nuevos cupos de educación (70,15% de la meta planteada)
-Al finalizar su gobierno la tasa de homicidios era de 163 por cada 100 mil habitantes.
-Apertura de cinco mil cupos más para taxis generó quejas e inconformidades en este gremio.

Juan Gómez M.

-No logró aumentar, ni a la mitad, la meta de cobertura escolar. Además, los colegios en mal estado aumentaron del 12 al 18%.
-Reportó 677 personas capacitadas (su meta era entre 12 y 15 mil).
-Aunque logró el apoyo del BID con un préstamo por 15 millones de dólares para convivencia y seguridad ciudadana, tuvo problemas y retrasos en su ejecución.
-Inició el camino para crear un sistema de planeación participativo, involucrando a las comunas en el presupuesto e inversión del Plan Operativo Anual de Inversiones (POAI).

Luis Pérez G.

-Dejó niveles preocupantes de crimen organizado: 164 bandas en cuatro zonas de la ciudad.
-Aunque implementó la Planeación Participativa del POAI, y avanzó en procesos participativos, el tema no se desarrolló efectivamente.
-Aumentó en un 2,2% la cobertura del régimen subsidiado y bajó en un 3% el contributivo.
-Aunque su meta era generar 80 mil empleos, entre directos e indirectos, solo logró crear 29.015.
-De la venta de 200 mil computadores para masificar Internet, a junio de 2003 solo había vendido 7.039.

Sergio Fajardo

-Creó la Secretaría de las Mujeres. Sin embargo, no estableció un programa de inversiones para la participación y mejoramiento de sus condiciones.
-Logró cobertura universal en la carnetización del Sisbén en niveles 1,2 y 3, pero se presentaron problemas en su atención efectiva.
-Creó 22.116 nuevos cupos en educación superior. Cobertura del tiquete estudiantil estuvo un 39,5% por debajo de lo propuesto.
-Consolidó la negociación del Presupuesto participativo y logró materializarlo como política pública.

Alonso Salazar

-Aunque su meta era de 23 homicidios por cada 100 mil habitantes, dejó la alcaldía con una tasa de 69 por cada 100 mil.
-Creó 11.156 empleos con los programas de Cultura E y formó para el trabajo a 8.329 jóvenes y 4.304 adultos.
-Logró el 86% de cobertura en educación para niños de 1 y 2 años en el Sisbén 1,2 y 3.
-Uno de sus pendientes fue la Clínica de la Mujer, (hubo bloqueos de sectores conservadores y clericales).
-Logró bancarizar con autonomía económica a 9.574 mujeres hasta de nivel 3 en el Sisbén, (su meta eran 3.700)

'Actual Plan de Desarrollo plantea un retroceso de 16 años': Mauricio Cadavid Restrepo

El Plan de Desarrollo 'Medellín, un hogar para
la vida' cumple en buena parte con lo prometido durante la campaña a la Alcaldía de Aníbal Gaviria pero tiene muchas sorpresas pues solo logra definir los proyectos como actividades, hecho que contradice a los cinco planes de desarrollo anteriores.

Es decir, rompe con 16 años de costumbre, en los que se planteaba un ejercicio técnico con mucho rigor -especialmente en los dos últimos-: los proyectos lograban territorializarse
y daban cierta certeza para que la ciudadanía pudiera verificar el éxito o no del proyecto.

Al no estar así da la posibilidad de que sea negociado o discutido en el camino con la ciudadanía o con grupos políticos, lo que lo hace menos cierto, más aun cuando a diferencia de gobiernos anteriores, está dotado con muy pocos indicadores.

Así, la inequidad es superable en la medida que uno pueda verificar a quién y en qué geografía le pueden llegar las atenciones oficiales, y todo esto le permite a uno dudar de que logren realmente llevarse a cabo.

Este Plan está concebido a partir de unos programas bandera, que son importantes pero no todos logran atender las necesidades neurálgicas de la ciudad y también trata de darle mucha seguridad a la ciudadanía, pero no está concentrado en la superación de la pobreza.

CARLOS MARIO CANO R
CORRESPONSAL EL TIEMPO
MEDELLÍN

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.