Editorial: Tambalea el régimen sirio

Editorial: Tambalea el régimen sirio

20 de julio 2012 , 08:25 p.m.

Un atentado suicida desmanteló el miércoles la cúpula militar del gobierno sirio y podría marcar el punto de inflexión de una guerra que se desempeña en dos niveles. Por una parte, los combates físicos entre las tropas del dictador Bashar al Asad, ayudadas por escuadrones paramilitares de sus correligionarios, y el frente de oposición que intenta derribar el más resistente de los regímenes afectados por la "primavera árabe". El segundo nivel es el de la diplomacia internacional, que el jueves sufrió un nuevo y previsible revés cuando Rusia y China vetaron por tercera vez una resolución del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas que condena al gobierno de Al Asad y podría ser el primer paso para una intervención armada, como ya sucedió en Libia.

El atentado del miércoles produjo un resultado práctico -la muerte de cuatro de los principales dirigentes militares- y un efecto simbólico, pues demostró la vulnerabilidad del "núcleo duro" de Al Asad. Al estallar la bomba que posiblemente llevaba un guardaespaldas murieron de inmediato el ministro de Defensa, Daud Rajha; el general Hassan Turkmani, jefe militar en Damasco, y el viceministro de Defensa, general Asef Shawkat. Este último constituye la mayor pérdida para el Gobierno. No solo era esposo de la hermana mayor de Al Asad, sino su hombre de confianza en el cónclave de los altos mandos. Ayer murió también el Director Nacional de Seguridad, Hisham Ikhtiar, herido en la explosión.

Como consecuencia del desmantelamiento del grupo que dirigía la lucha contra los opositores alzados en armas, reina la sensación de que el Gobierno se está evaporando. Algunos rumores señalan que el propio Al Asad abandonó la capital y está refugiado en el palacio presidencial de Latakia, sobre el Mediterráneo. Mientras tanto, continúan las deserciones de figuras del régimen. Dos generales más -y va una veintena- se pasaron a las filas enemigas, movimiento que han hecho miles de soldados. El Ejército Sirio Libre está integrado, en su mayoría, por desertores del Ejército oficial.

La delicuescencia del Gobierno no significa que la guerra esté a punto de terminar, pero inclina las acciones en contra de este médico de 46 años de edad que en el 2000 heredó el poder de su padre, dictador desde 1970. Durante 42 años, pues, la familia Al Asad domina Siria, donde implantó un régimen religioso alauita, rama musulmana que sigue el 14 por ciento de los 19,4 millones de sirios.

Ni siquiera las nuevas circunstancias convencieron a Rusia y China de la importancia de alcanzar un pronunciamiento unánime del Consejo de Seguridad contra el gobierno cuya terquedad ha costado cerca de 20.000 muertos desde marzo del año pasado, cuando los vientos de libertad que cambiaron el paisaje político árabe tomaron el camino de Damasco. La explicación, en buena medida, es que Siria no solo es un aliado político de Moscú, sino un excelente cliente desde los tiempos en que existían el Kremlin y el dictador padre. Las armas que dispara el ejército de Al Asad contra los rebeldes provienen de Rusia. No es la primera vez que ocurre en la historia, por supuesto. Pero, más que proteger la estabilidad política siria, Moscú protege contratos de armas por 4.000 millones de dólares. Como gran concesión, Vladimir Putin dijo que no firmará nuevas ventas mientras dure la guerra.

Estas y otras armas son motivo de preocupación, pues Siria cuenta con el mayor depósito de armas químicas del Oriente Medio. El gobierno alauí no firmó la convención de 1993, que las prohíbe. Si su control no está garantizado, Israel podría bombardear los arsenales químicos de su tambaleante vecino, e internacionalizar el conflicto.

editorial@eltiempo.com.co

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.