El español que lidera la redacción del poema más grande del mundo

El español que lidera la redacción del poema más grande del mundo

Ha visitado 47 ciudades en el mundo entero. Visitó Bogotá para llevarse un mensaje de paz.

notitle
20 de julio 2012 , 07:08 p.m.

Nadie entendía por qué extranjeros, niños, jóvenes y viejos se agachaban para escribir en una hilera gigante de papel en la plazoleta de un centro comercial en Bogotá.

La inspiración los hacía escribir por la idea de salvar el mundo o por dejar la violencia o la guerra.

En eso pensó Ángel Arenas, un español que visitó Bogotá y que cuando tenía veinte años decidió emprender un proyecto para llevar un mensaje de paz al mundo entero: liderar la redacción del poema más grande del mundo.

Cuando este humanista y antropólogo trabajó en barrios pobres de Paraná (Argentina) se dio cuenta de que la poesía era más que un género literario o una distracción de pocos. "Era una herramienta de cambio social. A partir de ella, la gente reflexiona de sí misma y de su comunidad".

Recuerda sobre todo cuando la profesora de una escuela en donde había dictado clases de poesía lo llamó a decirle que los jóvenes que antes se agredían en el descanso ahora eran amigos alrededor de la escritura. "Ellos solo necesitaban canalizar sus frustraciones", dijo Ángel.

Lo mismo hizo en México, donde se decidió a que la poesía dejara de ser exclusiva de las élites. "Decidí entonces recorrer con mi grupo de trabajo ciudades de todo el mundo, conseguir recursos y lograr la redacción del poema más grande del mundo".

Ya ha visitado 47 ciudades en todos los continentes y la idea es lograr completar las 100. "Nos hemos dado cuenta de que la gente está sedienta por expresarse", contó Ángel, quien ha llevado inmensos pliegos de papel a plazas como la del Zócalo (México) o la del Nobel en Oslo (Noruega) para que la gente participe de su poema.

Su propósito al final de toda esta expedición alrededor del mundo es atravesar la línea del Ecuador con un mensaje de paz. "Tenéis un pedacito en Amazonas", dijo.

Agregó que desea que la gente plasme qué cambio le gustaría ver en el mundo. "Hay muchas cosas que no van a modificarse por la naturaleza de los seres humanos, pero hay otros cambios sociales que sí se pueden liderar".

De Bogotá le sorprendió la multitudinaria participación de la gente y le llamó la atención el escrito de un hombre que llegó en silla de ruedas a escribir una frase en el inmenso rollo de papel porque coincidió con Mahatma Gandhi: "No hay camino para la paz, la paz es el camino".

No le importa que lo tilden de desocupado, la poesía para él es mejor camino que la guerra o la violencia.

CAROL MALAVER
Redactora de EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.