En medio de la alta tensión, se abre el diálogo en Cauca

En medio de la alta tensión, se abre el diálogo en Cauca

Gobierno inicia acercamiento con indígenas luego de dos jornadas de enfrentamiento y confusión.

18 de julio 2012 , 10:03 p. m.

Tras un día de alta tensión en el Cauca, que comenzó con el desembarco de unos 600 miembros del Escuadrón Móvil Antidisturbios en la cima del cerro Las Torres de Toribío, de donde el martes los indígenas habían desalojado a los militares en medio de agresiones que le dieron la vuelta al mundo, el Gobierno y los indígenas llegaron a un principio de acuerdo para comenzar diálogos que permitan recuperar la tranquilidad en la zona.

Al anocher, desde Popayán, el presidente Juan Manuel Santos anunció que "se busca aclarar posiciones y encontrar soluciones", pero reiteró que "la presencia de la Fuerza Pública no es negociable".

Incluso, reveló un correo electrónico del jefe de las Farc 'Pacho Chino' -de un computador incautado-, en el que se "instruye a los guerrilleros para repartir propaganda en el norte del Cauca, para que la población exija la salida de las Fuerzas Armadas".

"Esto habla por sí solo, sin culpar a los indígenas de estar con las Farc", agregó Santos. Destacó de nuevo "la templanza y disciplina" de los militares que el martes se abstuvieron de responder con violencia a las actuaciones indígenas durante la expulsión de la cima del cerro Las Torres.

Precisamente este miércoles, las autoridades indígenas del Cauca se excusaron por lo ocurrido: "Queremos disculparnos con la opinión pública nacional e internacional por los empujones que sufrieron los soldados en el cerro", dijo Giovanny Yule, un vocero.

Sin embargo, se refirieron al retiro de la Fuerza Pública como una acción "legítima".

Muertos y retenciones

Mientras el acuerdo para dialogar se lograba en la capital caucana y había actos de contricción por lo ocurrido el martes, en Caldono, un grupo de indígenas nasa custodiaba a 30 militares, a los que acusaban de la muerte del joven de 22 años Éver Fabián Güeitio, del resguardo Laguna-La Siberia, en un retén de la Brigada 29 del Ejército, en la vereda La Ventana de ese municipio.

Según un comunicado de la Tercera División del Ejército, con sede en Popayán, el indígena murió en confusos hechos a las 5:30 de la madrugada de este miércoles, cuando las tropas actuaban para "neutralizar cualquier pretensión terrorista en contra de la comunidad".

Pero según versiones en la zona, el joven recibió impactos de bala al no atender el llamado que le hicieron los militares para detenerse.

Esto habría precipitado la salida del general Miguel Pérez del comando de la Tercera División. Si bien Pérez aseguró que su relevo "estaba dispuesto desde hacía varios días por la reorganización de las tropas con la creación de un comando conjunto", fuentes militares de alto nivel le dijeron a EL TIEMPO que la situación de orden público en el Cauca aceleró la salida del oficial. El CTI de la Fiscalía se encargó del levantamiento del cadáver del indígena.

Y mientras esto ocurría en Caldono, en el sur caucano, en las afueras del municipio de Bolívar, el agente de la Policía Altamirano Rivas Jamerson moría tras ser impactado por presuntos francotiradores de las Farc cuando iba a atender el supuesto robo de un vehículo.

En Jambaló, otro agente resultó herido a bala en circunstancias no precisadas.

Pero la tensión en el Cauca no solo fue entre comunidades y Fuerza Pública. La guardia indígena retuvo a tres milicianos de las Farc que encontró en una vivienda de la vereda Belén, a 15 minutos de Toribío. Les quitaron dos fusiles, una pistola, un lanzatatucos, munición y otros elementos militares.

Los guerrilleros fueron llevados a una vivienda indígena, y según el líder Marcos Yule, deben ser juzgados de acuerdo con las
tradiciones ancestrales por "desarmonizar el territorio".

Las armas, dijo Yule, serán entregadas a un organismo internacional de derechos humanos.

Con gases y palos fueron choques en cerro

Bajo una nube de humo quedó oculto en la mañana de este miércoles el cerro La Torres o del Sol, como lo llaman los indígenas del Cauca.

Tras el desembarco de unos 600 hombres del Escuadrón Móvil Antidisturbios, se vivieron varios enfrentamientos. Hubo gases de la Fuerza Pública y palos de los indígenas. "De noche llegaron los antimotines y desde antes de descender dispararon gases", dijo Araceli, una joven de la guardia indígena.

"Qué gente obstinada estos indígenas, no se cansan, pero nosotros tampoco", decía uno de los soldados.

Sigifredo Pavi, consejero del cabildo, sostuvo que en los choques resultaron 23 indígenas heridos, tres de ellos de gravedad. Al hospital de Santander de Quilichao fue remitido uno de los heridos con esquirlas, y otro permanecía en el hospital de Toribío.

'Debe haber respeto de lado y lado': ONU

El comisionado de la ONU en Colombia para los Derechos Humanos, Todd Howland, le dijo a EL TIEMPO que la Fuerza Pública debe estar "entrenada para entender a los indígenas".

¿La ONU les ha dado más razón a los indígenas que al Gobierno en medio de esta tensión?

Nuestro mandato son los derechos humanos y la paz. Lo que pedimos es respeto de uno y de otro lado.

¿Cree que el Gobierno ha actuado como si los indígenas fueran una amenaza para su control territorial?

No quiero criticar cuando la situación es tan difícil. Debe haber respeto de los militares a los indígenas y de estos a los soldados, pero cuando estuve en el norte del Cauca vi que los generales no tienen suficiente contacto con los indígenas, y ese no es un problema de ahora.

¿Atribuye la actitud de los militares a falta de confianza en los indígenas?

La Fuerza Pública está entrenada para luchar contra el enemigo, y no es fácil para ella entender a los indígenas. Deberían prepararla para esto. Parece simple, pero no se hace, y por eso se dan las tensiones. En todos los territorios del mundo donde hay indígenas las cosas no son distintas. Esto no pasa solamente en Colombia.

REDACCIÓN POPAYÁN

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.