Editorial: Se agita el mundo del deporte

Editorial: Se agita el mundo del deporte

17 de julio 2012 , 08:33 p.m.

Se aproximan los Juegos Olímpicos de Londres y su cercanía coincide con noticias poco edificantes, que proceden del mundo del ciclismo y el fútbol. El primero ha recibido sin mucha sorpresa la acusación formal de la Agencia Antidopaje de Estados Unidos (Usada) contra el campeonísimo Lance Armstrong, siete veces ganador del Tour de Francia. En varias ocasiones se ha sindicado a Armstrong de acudir a sustancias prohibidas para aumentar su potencia física; pero esta vez quienes constituyen la prueba del delito son dos de sus propios compañeros, Floyd Landis y Tyler Hamilton, que están dispuestos a reconocer que todos ellos acudían a los químicos ilícitos. Armstrong siempre lo ha negado.
Poco después, el 'escarabajo' Rémy di Gregorio tuvo que retirarse de la actual Vuelta a Francia, también por asuntos de dopaje. Al parecer, el ciclista francés empleaba un sistema nuevo de oxigenación irregular de la sangre con aplicaciones de ozono. La misma suerte corrió ayer el luxemburgués Frank Schleck al hallársele una sustancia diurética prohibida en su orina.

Pero si el dopaje ha sido la cruz del ciclismo, la del fútbol profesional ha sido la corrupción de algunos de sus dirigentes. La semana pasada reveló la Fifa que João Havelange, su expresidente, y Ricardo Texeira, expresidente del fútbol brasileño y yerno de Havelange, recibieron sobornos por adjudicaciones anómalas de derechos televisivos y de mercadeo. Entre los dos consignaron sumas superiores a los 16 millones de dólares por comisiones secretas. Havelange rigió con mano dictatorial la Fifa entre 1974 y 1998 y convirtió un deporte popular en un fabuloso negocio.

Como si fuera poco, el actual presidente de la entidad, Joseph Blatter, salpicó en reciente entrevista a Alemania y dio a entender que la sede de la Copa Mundo que se realizó allí en el 2006 fue escogida de manera sospechosa gracias a un votante en contra que se ausentó misteriosamente de la comisión de adjudicaciones cuando la decisión estaba empatada. Al constatar la trascendencia de su revelación, ayer reculó y dijo haber sido malinterpretado.

Unas y otras noticias no son una inyección de optimismo y tranquilidad para los aficionados al deporte, justo en vísperas de la gran cita olímpica.

editorial@eltiempo.com.co

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.