Editorial: Lo que mal comienza...

Editorial: Lo que mal comienza...

17 de julio 2012 , 08:31 p.m.

La polémica surgida en torno a la elección del secretario general del Senado era evitable. Cuando todavía resuena el escándalo de la oscura conciliación de la reforma de la justicia, en el que los congresistas dejaron agonizante su credibilidad ante los colombianos, los senadores parecen estar a punto de desaprovechar una inmejorable oportunidad de enviar un contundente acuse de recibo del mensaje que la opinión no se cansa de enviarles, en el que exige un Legislativo transparente y del lado del interés general.

Mucho se ha dicho ya de Emilio Otero, candidato más opcionado a ocupar el cargo, y del poder que ha amasado en los 10 años que lleva en esta función. No en vano todos coinciden en llamarlo el "senador 103", no solo porque es quien asigna carros y oficinas, sino porque en sus manos están las reglas de juego del proceso legislativo, que van desde la verificación del quórum hasta la redacción del texto final de las leyes para que las firme el Presidente, pasando por el control del orden del día cuando hay sesión plenaria.

La coyuntura ha servido para conocer la sanción de la Procuraduría en su contra por sobrecostos en contratos que firmó cuando fue director administrativo del Senado, en 1996, y que no se hizo efectiva por vencimiento de términos. Al mismo tiempo, han aflorado nueve indagaciones penales y disciplinarias en su contra, hasta ahora sin ninguna decisión definitiva. Entre ellas llama la atención la que intenta establecer cómo hizo para firmar resoluciones cuando, según registros del antiguo DAS, se encontraba fuera del país.

Pero entre todos los señalamientos hay uno que encontramos particularmente grave, porque encarna la práctica que sembró la indignación tras el episodio de la reforma de la justicia: la deleznable costumbre de legislar con nombre propio. En efecto, uno de los artículos de la conciliación de la fallida reforma que más furia generaron fue aquel que extendía a los secretarios de Senado y Cámara -dos funcionarios que no son elegidos por voto popular- el mismo fuero de los congresistas. De todas las maniobras que tuvieron lugar esa noche, esta fue quizás la que más abiertamente desafió la Constitución y a la que fue más fácil ubicarle el doliente.

En el largo memorial de agravios de la opinión al Congreso, el reclamo por la falta de transparencia en sus decisiones es particularmente recurrente y sensible. Estamos en un momento en el que la institución ha agotado su margen de maniobra y por tal razón no puede darse el lujo de seguir con este proceso tal como va. Debe tomarse el tiempo que sea necesario para analizar a otros candidatos, en audiencias frente a la opinión, y luego elegirlo en una votación abierta, sin recurrir al voto secreto, que exime a los parlamentarios de tener que responder por sus actos.
Lo sensato en este punto es que los legisladores, que con frecuencia ponderan la meritocracia como virtud de la administración pública, entiendan que del afán solo quedará un cansancio, que puede fácilmente convertirse en una catástrofe para la cámara alta, como ya lo auguró el senador Carlos Ferro.
Muy cerca tienen el ejemplo de la Cámara de Representantes, que publicó en Internet las hojas de vida de 27 candidatos a ser secretario general de dicha entidad, para luego convocarlos a una audiencia pública, que tiene lugar hoy.

El Senado debe entender que romper con el nocivo sistema de intercambio de favores que ha sostenido a Otero sería interpretado por la opinión como una señal clara de la llegada de vientos de transparencia al Capitolio. Una decisión diferente sería leída como un desafío más. Y el crédito se agota.

editorial@eltiempo.com.co

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.