Crónicas marcianas

Crónicas marcianas

notitle
17 de julio 2012 , 12:51 p. m.

Los que han pasado, así sea brevemente, por la política o por algún gobierno de Colombia sabrán lo que es un marciano. Y, obviamente, no me refiero a los extraterrestres, sino a quienes los avivatos del quehacer político y del manejo de la cosa pública llaman honestos. Es decir, a aquellos compañeros de gobierno o política que son honestos y están preocupados por hacer bien y tratan de lograr cosas fructíferas para los ciudadanos sin buscar en ello beneficio personal, legal o ilegal. Sí, a los que se sienten avispados compañeros juiciosos les resultan incómodos la honestidad y el idealismo. "Viven en la estratosfera", dicen de ellos. Los que se creen astutos y sagaces se cuidan mucho de no ser vistos por los marcianos cuando hacen sus avivatadas. No les cuentan lo que resultaría inaceptable para el resto del país: pilatunas, contratos sucios, tráfico de influencias, compra de votos, etc. Saben que con ellos no es posible timar y, como son como son, no los consideran humanos, los demeritan diciendo que no pertenecen a esta tierra. Los humanos son ellos, los que están llenos de defectos morales, los que se llenan los bolsillos con el dinero del erario.

Es por eso por lo que, si se quieren hacer reformas en un país degradado y quebrado como este, ya han dado un paso adelante los que creen que nosotros, los colombianos de bien, somos uno seres con aureola del espacio sideral. La derecha, bajo el mando de Uribe, ya tiene partido o movimiento o séquito o banda nueva o lo que sea. Ya llegó a la frontera con Venezuela buscando guerrita. Quieren nueva constituyente, para aterrizar al país que se les está fugando. Otros recogen firmas para decapitar al Senado, pero son senadores los que las recogen. Las cortes dicen que la reforma de la justicia era mala y que ahora habrá que hacer una buena. A su imagen y semejanza, imagino. El Presidente y su gobierno siguen tan campantes. Con esa carita de yo no fui.

Sí, todos ellos nos consideran unos despistados, venusinos a lo menos, que no nos hemos dado cuenta o para quienes todo pasará gracias a ese virus de la amnesia que tienen los colombianos. Tanto el escaso número de ingenuos que están en el Gobierno (porque que los hay los hay) y los pobres infelices que no estamos somos vistos como esos tontos siderales. La verdad es que lo mejor sería que se formara una gran comisión de esos despistados, reputados como marcianos, para que reconstruyeran este país. Sí, alguien como usted o su vecino, nadie famoso, los que nutren las redes sociales, los que se manifiestan por ser inconformes, los que protestan por las alzas de precios de los servicios y de los bienes de consumo. Los iracundos, sí, esos ingenuos iracundos. Solo con la candidez, la inocencia y la transparencia puede salvarse este país, que todavía tiembla de gozo y de envidia cuando ve la telenovela de Pablo Escobar.
Porque si estos marcianos no crean un nuevo país, ya no queda sino acudir a los otros. A los marcianos de verdad (80 millones de gringos creen que existen), los que pueden llegar con sus naves indescriptibles y su organización social impensable. Para subvertir todos los órdenes, empezando por el económico, la definición de clases, las segregaciones, la tecnología atrasada, la desigualdad, la delincuencia y la anomia. Sí, que vengan para que los políticos actuales que gobiernan el mundo queden en calzoncillos, visible su tontería ante los ojos de todos.

Le confié esas locas elucubraciones a mi amigo Elle. Y me dijo: "No seas iluso. Si llegan los marcianos a hacer el cambio que dices, no duran ni un minuto. Los políticos les roban la nave extraterrestre. Y ahí quedan ellos y quedamos nosotros". No sé si él tenga razón. Finalmente nuestro Santafecito Lindo es campeón. ¿Ven que todo es posible?

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.