Unimagdalena certifica aguas de Playas de El Rodadero y Playa Blanca

Unimagdalena certifica aguas de Playas de El Rodadero y Playa Blanca

El estudio, realizado mensualmente durante el 2011, determinó que no exceden nivel de contaminación.

12 de julio 2012 , 07:15 p.m.

Los bañistas que disfrutan de las playas de El Rodadero y Playa Blanca, dos de los balnearios más visitados por los turistas en Santa Marta, pueden hacerlo con la tranquilidad de que sus aguas no representan un peligro para su salud.

Así lo demuestra el monitoreo mensual realizado durante el año 2011 por el Grupo de Investigación en Sistemas Costeros de la Universidad del Magdalena, que determinó que la calidad microbiológica de estas playas, que se mide por los niveles de contaminación con coliformes  y enterococos fecales, es buena teniendo en cuenta que no excede los límites permisibles de acuerdo con la normatividad nacional y europea. 

"Los límites permisibles que tenemos para enterococos es excelente cuando hay valores menores de 100 UFC, buena menores de 185 y aceptable menores de 350. El 95 por ciento de los datos estuvieron por debajo de 100, lo que quiere decir que se está cumpliendo", dijo Camilo Botero Saltaren, director del grupo de investigación y candidato a doctor en Gestión del Agua y la Costa.

El principal factor para que los niveles de contaminación microbiológica en El Rodadero y Playa Blanca sean bajos, según Botero, es la capacidad de dilución de la materia orgánica por ser playas abiertas, lo que no ocurre en Taganga y la bahía de Santa Marta.

Otra razón es que no existen descargas puntuales de aguas residuales o pluviales, salvo en el canal de La Escollera, donde los valores tampoco excedieron los limites permisibles para que el agua sea apta para el baño.

Estos resultados coinciden con los monitoreos realizados por la Red de Vigilancia para la Conservación y Protección de las Aguas Marinas y Costeras (Redcam) durante la temporada lluviosa de 2010 y la seca de 2011, que aunque arroja valores diferentes en cuanto a los parámetros de coliformes y enterococos fecales en El Rodadero y Playa Blanca, ambas playas cumplen con los niveles permitidos.

"El muestreo de Redcam estuvo basado en los niveles de la Organización Mundial de la Salud para enterococos que es  40 UFC, el más estricto, nosotros lo hicimos con base en la directiva europea de aguas de baños cuyo valor mínimo es 100", explicó Botero, quien aseguró que en el país no existe una normatividad de calidad ambiental de playas.

Bahía, un riesgo para bañistas

En contraste con la calidad microbiológica de las playas de El Rodadero y Playa Blanca, la bahía de Santa Marta presenta unos niveles de contaminación alarmantes debido a las altas concentraciones de microorganismos de origen fecal, según el monitoreo realizado por la Redcam.

En esta área desemboca el río Manzanares, el cual trae consigo las aguas residuales y las basuras que arrojan los residentes de los barrios ribereños, además, recibe las descargas de aguas residuales y pluviales de las calles 10 y 22, que son vertidas al mar sin tratamiento, especialmente durante la época de lluvias.

En este sentido, la bahía presentó condiciones inadecuadas para el desarrollo de las actividades de baño y recreación, debido a las altas concentraciones de enterococos y coliformes fecales, que superan los valores de referencia establecidos nacional e internacionalmente.

Las condiciones de riesgo sanitario detectadas se deben principalmente a los niveles de enterococos, que en la estación de la calle 10 alcanzó 2.000 UFC en la época lluviosa de 2010, cuando lo permitido son 100, y 488 en la época seca de 2011. Esto se traduce en la probabilidad de que los bañistas adquieran enfermedades gastrointestinales y respiratorias febriles agudas al entrar en contacto con las aguas de la bahía.

"El Distrito tiene que empezar a hacer el tratamiento de las aguas residuales y pluviales antes de descargarlas al mar, sobre todo en la bahía de Santa Marta", recomendó Botero y agregó que ante los altos niveles de contaminación de esta playa se deben colocar avisos que adviertan que no es apta para el baño como ocurre en países como Brasil y Estados Unidos.

Playas llenas de basuras

Las playas de El Rodadero y Playa Blanca tienen en las basuras su principal enemigo. Entre los residuos sólidos más comunes están las bolsas plásticas, botellas, icopor y pañales desechables.

Botero advierte que tanto los prestadores de servicios turísticos como los usuarios de estas playas deben tener mayor compromiso en cuanto a su limpieza, y que las empresas de aseo deben mantenerlas limpias todo el tiempo, no solo en las temporadas altas. Además, señala que en el ordenamiento de estos balnearios se debe disponer de una zona de comedores para evitar que se contaminen.

Otro problema serio de estas playas son las mascotas. "Los perros no se deben llevar a la playa porque contaminan la arena. Las mascotas son incompatibles con las playas", dijo Botero.

PAOLA BENJUMEA BRITO

CORRESPONSAL DE EL TIEMPO

SANTA MARTA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.