'Aguas de piscinas se cuidan al 'ojo'': Ingenieros Químicos Atlántico

'Aguas de piscinas se cuidan al 'ojo'': Ingenieros Químicos Atlántico

Esa Sociedad entregó al Concejo Distrital proyecto para estandarizar tratamiento.

09 de julio 2012 , 06:17 p.m.

Por los menos siete casos de otitis a la semana atiende en su consultorio la médica otorrinolaringóloga, Jazmín Castro. La especialista barranquillera asegura que más de la mitad de ellos son padecidos por niños cuyo patrón dominante es bañarse con regularidad en piscinas, uno de los planes recreativos más apetecidos por los pequeños.

Castro es tajante a la hora de explicar que por tratarse de una enfermedad que por lo general no se complica, muy poco se le pone atención al foco que provoca la infección.

Lo mismo ocurre con otros males como la conjuntivitis, la dermatitis, la gastroenteritis, y en un nivel más delicado la salmonelosis, la hepatitis y la vaginitis, entre otros.

Lo cierto es que en la ciudad el tratamiento que se les da a la mayoría de piscinas se hace de manera empírica y sin la tecnificación que amerita.

Es por esto que la Sociedad de Ingenieros Químicos, capitulo Atlántico, le entregó hace unas semanas al Concejo de Barranquilla un proyecto que contempla llenar los vacíos de la Ley 1209 del 2008 del Congreso y el reglamentario 2171 expedido por el Ministerio de Protección Social, ya que solo enfatizan en la reglamentación que estos escenarios recreativos deben tener en cuanto a su estructura física.

"Queremos darle argumentos a las Secretarías de Salud para que sean el organismo que vigile el procedimiento que se les da a las piscinas. Por ejemplo, está comprobado que la medida del 'ojo' no es la idónea para aplicarle el cloro a esas aguas", sostuvo Osvaldo del Castillo, presidente de la Asociación de Ingenieros Químicos del Atlántico.

Para Del Castillo actualmente los bañistas no tienen garantías que los blinden de las enfermedades que pueden adquirir en una piscina.

"Es necesario que el 'piscinero' tenga entrenamiento sobre el cuidado de la piscina. Se debe estandarizar el nivel de la concentración de cloro residual así como el PH del agua. De no darse lo anterior, aparecen las irritaciones en la piel, mucosa y ojos de bañistas. Se suma que quienes se bañan, en algunos casos, cometen faltas como orinar dentro", manifestó Del Castillo.

A la espera de la respuesta

La Sociedad de Ingenieros Químicos del Atlántico busca que su proyecto se incluya en el Programa de Vigilancia y Control de Piscinas tanto en la ciudad como en el Departamento. De la respuesta del Concejo depende que se obligue entregarle el cuidado de las piscinas a un equipo interdisciplinario.

ANDRÉS ARTUZ FERNÁNDEZ
CORRESPONSAL DE EL TIEMPO
BARRANQUILLA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.