Embarazo precoz en Nariño alerta a Naciones Unidas

Embarazo precoz en Nariño alerta a Naciones Unidas

Su tasa de embarazos en adolescentes es del 23 por ciento, 3,5 puntos más que en el resto del país.

notitle
08 de julio 2012 , 10:16 p.m.

En Nariño cuatro de cada 10 adolescentes entre 15 y 19 años están embarazadas o son madres. La tasa de embarazos tempranos en esta región es del 23 por ciento, 3,5 puntos más que el promedio nacional (19,5 por ciento), establecido en el 2010 en la Encuesta Nacional de Salud de Profamilia. Además, allí, seis de cada adolescentes sexualmente activas no usan ningún tipo de método de planificación moderna. (Siga este enlace para ver la infografía: La problemática de los embarazos tempranos).

Esos alarmantes datos, entregados por la Secretaría de Salud de ese departamento, llamaron la atención del Fondo de Población de Naciones Unidas (Unfpa), que este miércoles 11 de julio realizará un foro en Pasto para analizar esa problemática. La zona del Pacífico colombiano (Nariño y Chocó) y la Costa atlántica son las regiones del país con mayores índices de embarazo en adolescentes.

El evento coincidirá con el Día Mundial de la Población,en el que 170 países debatirán sobre el cumplimiento del quinto Objetivo de Desarrollo del Milenio (ODM), que busca reducir esta problemática y avanzar en el acceso universal a la salud sexual y reproductiva de las mujeres, especialmente en adolescentes.

Sin embargo, Colombia está lejos de cumplir ese objetivo, planteado para el 2015.

Así lo asegura Mariluz Mejía, asesora de salud sexual y reproductiva del Unfpa, quien ve muy complicado que en menos de tres años se logre disminuir el embarazo en adolescentes al 15 por ciento.

Esto, pese a que en Colombia se redujo un punto (del 20,5 por ciento en el 2005 pasó a 19,5 por ciento en el 2010).

No solo para cumplir esa meta, sino para frenar esta problemática, Mejía considera que hay que mejorar en varios aspectos: en la información que se les entrega a los adolescentes sobre sus derechos sexuales y reproductivos (que incluyen el aplazamiento del inicio de la vida sexual para cuando sean más conscientes de esa decisión) y en el acceso a métodos de anticoncepción.

"Los jóvenes de hoy en día sí tienen información sobre cómo evitar un embarazo. Lo que no tienen es acceso ni confianza para que les faciliten los métodos para planificar", comenta Mejía al afirmar que las EPS ponen un freno a la hora de suministrarles planes de planificación. "Las EPS piensan que se ahorran en el anticonceptivo, pero no se dan cuenta de que aseguran el gasto del embarazo, del parto y del bebé", afirma.

En el caso de Nariño, 27 por ciento de adolescentes tienen necesidades insatisfechas de planificación familiar.

Otro aspecto es el moral. "Los prestadores de servicios de salud y el personal de las farmacias emiten un juicio moral cuando una jovencita pregunta sobre cómo planificar", sigue Mejía.

También influye la falta de confianza de los padres. Según ella, los padres deben hablar claro sobre estos temas y explicarles a sus hijos que un embarazo temprano les cambiará su proyecto de vida. "Además, son seres sexuales y necesitan anticoncepción, con un serio acompañamiento. No se les puede dejar solos en esta etapa", enfatiza.

'Perpetúan la pobreza'

Marcela Suazo, directora regional del Fondo de Población de Naciones Unidas, afirma que el panorama en la región es preocupante.

Uno de cada 5 niños que están naciendo es hijo de una madre adolescente. Y 60 por ciento de madres adolescentes o embarazadas viven en condiciones de pobreza. Pierden entre 1,8 y 2,5 años de escolaridad y el 60 por ciento quedan embarazadas nuevamente un año y medio después. "Un embarazo precoz pone una barrera para que puedan insertarse después en el mundo productivo", dijo.

50.000 madres adolescentes mueren

Unas 50.000 adolescentes mueren al año en el mundo, como consecuencia de complicaciones derivadas de embarazos y partos, según un informe reciente de la ONG Save The Children, que calificó de "escándalo mundial" este problema.

El documento también denuncia que cerca de un millón de bebés, nacidos de madres adolescentes, mueren antes de su primer año.

'El padre de mi hijo no quiere responder'

Tiene 14 años y cursa grado décimo en un colegio público de Tumaco (Nariño). Y vive en el barrio Humberto Manzi, uno de los más deprimidos de ese puerto.

La joven, de tres meses de embarazo, dice que se ha cansado de buscar al padre de su hijo, de 16 años. "No quiere dar la cara porque sabe que cometió un error y ahora no quiere aceptar que va a ser papá. Pero eso no importa, yo sacaré a mi hijo adelante", dice.

Con el apoyo de sus padres y sus tres hermanos mayores, piensa graduarse de bachiller y dedicarse a la crianza de su hijo.

"En mi casa somos muy unidos, a pesar de que somos pobres. Espero estudiar una carrera, tal vez enfermería", sigue.

También afirma que no le da pena ser madre tan joven, ni tampoco le teme a los inconvenientes que origina el embarazo. El médico le ha dicho que, por su corta edad, debe cuidarse mucho para no tener riesgos.

"A veces mis amigas del salón se burlan de mí y hasta me aconsejan que no tenga al bebé, pero yo no les hago caso; ellas no entienden que para mí es una bendición de Dios y un gran regalo que me quiere dar la vida".

'Los padres deben hablar de sexualidad'

Gina Vargas, coordinadora del programa de jóvenes de Profamilia, analiza la problemática de los embarazos tempranos en Colombia.

¿Por qué una adolescente no debe quedar embarazada?

No es la etapa ideal. Para ser madres se requieren condiciones económicas y emocionales y la estructura de un hogar. Tienen que aplazar su proyecto de vida para dedicarse a un hijo. Muchas no vuelven al colegio, se estancan. Por eso es clave que tengan un proyecto de vida claro: la joven que lo tenga, seguro que no va a quedar embarazada.

¿Cómo deben manejar este tema los padres de familia?

A pesar que hay padres que reconocen el riesgo, no todos tienen la información ni saben cómo liderar este proceso. Muchos piensan que al dar información los están induciendo a tener relaciones sexuales. Claro, deben sugerirles que posterguen las relaciones sexuales hasta cuando sean más consientes de esa decisión, pero deben entender que los hijos tienen derechos sexuales, que a la vez son grandes responsabilidades.

¿Hay jóvenes que se embarazan porque quieren?

Hemos recibido casos en los que lo planearon, que lo asumen como lo mejor que les ha pasado. Encuentran que es la mejor manera de estar cerca de la pareja. O aunque no haya una pareja estable, piensan que puede ser el motor para sí mismas. Sin embargo, en algunos casos viene la frustración más adelante.

JOSÉ ALBERTO MOJICA PATIÑO
Redacción Vida de Hoy

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.