De fritanga y otros menesteres

De fritanga y otros menesteres

notitle
08 de julio 2012 , 08:23 p.m.

Para muchos, esta captura en las islas del archipiélago de San Bernardo no nos coge por sorpresa ya que, desde hace muchos años, sabemos que suceden cosas muy raras en el golfo de Morrosquillo, tierra de nadie aunque exista allí base de la Armada nacional, alcaldías y varias oficinas del gobierno. No podemos olvidar que por ser la terminal del oleoducto Caño Limón-Coveñas, el derroche de lo público a través de las regalías ha sido una constante.

Las mejores orquestas amenizaron en su momento los bailes montados por las autoridades locales, y lógicamente las autoridades departamentales e incluso nacionales querían siempre tener buenas relaciones con los nativos y gobernantes del lugar.

El pescado era y sigue siendo la comida predilecta ya sea en posta, frito, en sancocho o como se quiera, pero por los últimos hechos parece que la 'fritanga', comida cundiboyacese, se volvió el plato predilecto en parrandas de varios días y amenizados por grupos de reconocida trayectoria. Todo por la plata.

Recuerdo lo que se comentaba en el pasado con los funcionarios que tenían en el orden nacional que hacer investigaciones de malos manejos de quienes detentaban el poder regional, que eran invitados según afirman las malas lenguas o quienes los invitaban, quienes decían que los atendían en ese paradisíaco lugar, con ron y mujeres, para que cuando estuvieran en plena actividad amorosa se les tomaran fotos con las cuales eran chantajeados para que sus informes fueran como ellos pretendían: absolución de hechos ilícitos. Por ello se afirma que esto no es nuevo y que son muchos los cómplices por acción u omisión. O participaban o miraban, como hoy en día igualmente ocurre, para otro lado.

La corrupción que tiene el departamento de Sucre lo único que permite pensar es que es inviable. La clase politiquera y corrupta continúa, en los ámbitos local, departamental y nacional, con las prácticas de corrupción en donde la mejor arma que muestran es permitir que "todos coman", repartiendo el ponqué burocrático para que cada uno a su manera y a través de la contratación se quede en silencio. Si todos 'comen', están obligados a que nadie denuncie.

Cada uno tiene su porción e incluso desde la Picota se reparten y se ordena cómo deben quedar.

Al propio estilo mafioso lo organizan todo para que nadie quede inconforme y se atreva a denunciar. Esto ya es una costumbre que ha hecho carrera desde hace mucho no solo en Sucre sino en el país entero.

Por ello, a punta de 'fritanga', la gente se mueve a sus anchas, como afirman en los medios que este personaje alias 'Fritanga' se movía en Coveñas, Tolú, San Onofre y el departamento, como perro por su casa.

¿En dónde estaban y están las autoridades?

Lázaro Vivero Paniza

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.