Congelan ascenso de mayor del Ejército vinculado a 'falso positivo'

Congelan ascenso de mayor del Ejército vinculado a 'falso positivo'

El oficial fue vinculado a una investigación por la muerte de once jóvenes en Sucre.

08 de julio 2012 , 08:02 p.m.

El Ejército frenó el ascenso del mayor Orlando Céspedes, investigado por la muerte de 11 jóvenes de Tolúviejo (Sucre) que fueron asesinados y presentados como muertos en combate.

Céspedes, era el segundo comandante de la Fuerza de Tarea Conjunta de Sucre. Esta unidad, según su propio comandante, el coronel Luis Fernando Borja, es responsable de al menos cien 'falsos positivos'.

EL fiscal 36 de la unidad de derechos humanos de la Fiscalía le dio permiso al mayor Céspedes que se encuentra detenido desde octubre de 2010 en el batallón de Policía Militar No.15 de Bogotá, para que terminara su curso de ascenso al grado de teniente coronel.

El uniformado, con el permiso del fiscal que investiga la muerte de los jóvenes de Sucre, terminó su preparación y quedó listo para ascender. Sin embargo, voceros oficiales del Ejército señalaron que solo subirá de rango cuando resuelva su situación jurídica.

Los voceros del Ejército reconocieron que Céspedes, no solo terminó el curso para ascender, sino que actualmente estudia a distancia la carrera de administración de empresas en la Universidad Militar.

También aseguraron que, aunque cumple los requisitos para ser teniente coronel, por el momento seguirá siendo mayor y tendrá el sueldo y prestaciones de ese rango.

El mayor Céspedes enfrenta un juicio por los delitos de homicidio en persona protegida, desaparición forzada agravada y concierto para delinquir. Según la Fiscalía, el oficial hizo parte del grupo de militares que ordenó reclutar a los jóvenes a quienes en 2007 les ofrecieron trabajo en fincas de Córdoba y Sucre, pero luego fueron reportados como muertos en combates.

El coronel Borja, que ha aceptado su responsabilidad en cerca de 20 muertes de jóvenes presentados como bajas en combate, dijo que su subalterno, el mayor Céspedes, participó en las ejecuciones.

"El comandante era el mayor Céspedes. Él era el que ejecutaba y planeaba esas operaciones. Cuando lo descubrí él me dice que eran acciones irregulares"; dijo Borja.

El oficial agregó que cuando llegó a la unidad militar, ya el mayor Céspedes venía cometiendo esos crímenes. "Yo empecé a tener sospechas, por la forma como eran encontrados los jóvenes y las armas que eran encontradas en los sitios de los supuestos combates", dijo el Coronel.

Inclusive, aseguró que el mayor Céspedes le ofreció dinero para cambiar su versión y dejarlo limpio de las acusaciones y que no había hecho las denuncias por miedo.

Borja reconoció que su subalterno recibió varias felicitaciones escritas por el éxito de sus operaciones que siempre terminaban con supuestos guerrilleros abatidos.

Aunque Céspedes enfrenta un solo proceso por la muerte de once jóvenes, la Fiscalía evalúa vincularlo a otras investigaciones por crímenes que su superior el coronel Borja ya reconoció.

REDACCIÓN JUSTICIA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.