Escándalo por cinco militares capturados con 600 kilos de coca

Escándalo por cinco militares capturados con 600 kilos de coca

Un oficial, un suboficial y tres soldados son señalados de vínculos con 'los Urabeños'.

04 de julio 2012 , 09:28 a.m.

En la vía a Urabá, entre Medellín y Turbo (Antioquia), quedó en evidencia ayer un nuevo capítulo sobre el poder corruptor de la banda 'los Urabeños'.

En un falso camión militar fueron capturados el teniente Carlos Alberto Ariza Melo y cuatro soldados de la IV Brigada del Ejército en Medellín, cuando transportaban 603 kilos de cocaína que estaban listos para ser enviados a Centroamérica por lancha.

La captura la realizaron unidades de Contrainteligencia del Ejército que desde hace seis meses seguían los movimientos del teniente, del cabo segundo Fabio Alexánder Avendaño Castillo y los soldados profesionales Jorge Enrique Pérez, Fredy Alexánder Vásquez Heredia y Gustavo Alberto Madrid, que usualmente estaban asignados a labores de vigilancia en la comuna trece de Medellín.

La investigación apunta a que la droga pertenecía a la facción de la Oficina de Envigado, que controla alias 'Mi Sangre' y le responde a la banda controlada por Dairo Antonio Úsuga, alias 'Otoniel'.

En el camión se encontraron pacas con la droga sacada de un laboratorio de la zona. Además del teniente, el suboficial y los soldados, fueron capturados cuatro presuntos 'urabeños'. Anoche se realizaba la audiencia en su contra con un fiscal enviado desde Bogotá.

Los militares, que estaban uniformados y armados con ocho fusiles y una pistola, no opusieron resistencia al operativo del Ejército. El primero en ser desarmado fue el teniente Ariza.

"Llevaba cinco años en el Ejército. Era uno de los hombres que más golpes propinaba a los 'combos' delincuenciales de la comuna trece de Medellín", reveló a Diario MÍO el general Hernán Giraldo, comandante de la Séptima División del Ejército.

"Son verdaderos delincuentes que dañan el honor", dijo el coronel Jaime Remolina, jefe del Estado Mayor de la Cuarta Brigada, al que pertenecían los uniformados.

El teniente Ariza había salido el pasado lunes a doce días de descanso, que solicitó por su "duro trabajo en la comuna". El cabo también pidió vacaciones, mientras los soldados pidieron dos semanas de permiso.

La Fiscalía presentó ayer al grupo ante un juez de control de garantías de Apartadó (Antioquia). Una fiscal de la Unidad Nacional contra Bandas Criminales les imputó cargos por narcotráfico, concierto para delinquir agravado y porte de armas de uso privativo de las Fuerzas Armadas, y además solicitó al juez de garantías la imposición de una medida de aseguramiento.

"No sabemos a quién pertenece la droga. Estamos verificando la identidad de los cuatro civiles y lo más probable es que pertenezcan a 'los Urabeños'", aseguró el coronel Remolina.

Pero la captura es otro episodio más que demuestra el control sobre el narcotráfico que tiene esa banda. En un reciente informe, EL TIEMPO denunció que en Necoclí son ellos quienes autorizan la movilización hacia San Pedro de Urabá o Arboletes, pese a que en la zona funciona una base Antinarcóticos de la Policía.

En Cúcuta capturan a otros 4 uniformados

En medio de la operación Pescador, en la que cayeron 33 señalados miembros de la banda que se hace llamar 'Autodefensas Unidas Nortesantandereanas', fueron capturados tres policías activos, un soldado profesional y una abogada de profesión.

De acuerdo con la Policía, aún está pendiente la captura de otro uniformado y uno más fue notificado en la cárcel. Todos están señalados de tener nexos con la organización, conformada en su mayoría por exmiembros de 'los Urabeños', que tienen una guerra con 'los Rastrojos' por el control de rutas de narcotráfico en la frontera.

El coronel Álvaro Pico, comandante de la Policía Metropolitana de Cúcuta, explicó que fue necesario vincular a tres miembros de la institución porque se evidenció que fueron contactados por estos delincuentes y, con ello, fue violado su compromiso profesional.

Destacó que entre los capturados en la operación está alias 'Santiago', jefe de la organización ilegal. A los detenidos se les atribuye al menos 50 homicidios y lanzar explosivos en la ciudad.

También fue detenida una reconocida abogada, identificada por las autoridades como Sara Judith Morelo Ramírez, quien haría parte de esas 'Autodefensas'.

Durante la operación Pescador se realizaron 16 allanamientos y fueron incautados 26 celulares y dos computadores portátiles con importante información para trabajos de inteligencia policial, así como más de dos kilos de marihuana y coca y diez armas de fuego.

REDACCIÓN JUSTICIA Y CÚCUTA
justicia@eltiempo.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.