Londres, en la recta final de los preparativos para los Olímpicos

Londres, en la recta final de los preparativos para los Olímpicos

Las justas comenzarán el próximo 27 de julio y se extenderán hasta el 12 de agosto.

notitle
02 de julio 2012 , 11:59 a.m.

Londres se declara lista en la recta final de los preparativos para los terceros Juegos Olímpicos de su historia, con la ambición de que dejen un legado duradero para la capital británica a pesar de la difícil coyuntura económica. (Vea todas las noticias de Londres 2012).

En menos de cuatro semanas, 10.500 atletas procedentes de más de 205 países desembarcarán en la ciudad para el mayor espectáculo deportivo del planeta, que se llevará a cabo del 27 de julio al 12 de agosto.

Los terceros Juegos de Londres, después de los de 1908 y 1948, no serán tan espectaculares como los de Pekín hace cuatro años, destinados a afirmar la potencia del gigante chino, pero los organizadores británicos se afanan para que no falle nada en esta cita anunciada como más "compacta" y "sostenible".

Aunque casi cuadriplica la suma prevista inicialmente, el presupuesto de 9.300 millones de libras (14.500 millones de dólares, 11.600 millones de euros) representa menos de la mitad del costo estimado de los Juegos del 2008 y los organizadores dicen que les quedan todavía 500 millones.

Las instalaciones --en las que se ha buscado más la funcionalidad que la proeza arquitectónica-- están todas terminadas y probadas, especialmente las del parque olímpico, construido como la villa de los atletas en Stratford, una antigua zona industrial deprimida del este de la capital.

El objetivo es que Stratford, donde también ha visto la luz una estación ultramoderna y el mayor centro comercial de Europa, se convierta en un futuro próximo en un nuevo barrio de la ciudad, a imagen de Barcelona, que con la Villa Olímpica se abrió al mar gracias a los Juegos de 1992.

La mayoría de las sedes de las competiciones son modulables o reciclables, y los organizadores no han olvidado instalar otras temporales en algunos de los puntos más emblemáticos de la capital, como Hyde Park, la gran avenida del Mall frente al palacio de Buckingham o el Cuartel de la caballería real para tratar de seducir a futuros turistas.

Quedan todavía sin embargo algunos temores en materia de seguridad y de transportes, dos de los puntos, junto con el legado, en los que los organizadores se comprometieron a hacer un esfuerzo final durante la última visita de inspección del Comité Olímpico Internacional (COI), cuyo veredicto fue que Londres estaba encarrilado a entregar unos Juegos "excepcionales".

"En Londres nunca se puede estar totalmente seguro sobre esas dos primeras cosas, pero creo que estamos en la mejor posición en la que podemos estar. Y el legado de los Juegos está definitivamente tomando forma", declaró recientemente el secretario de Estado para los Juegos Olímpicos, Hugh Robertson.

Más de 40.000 policías, militares y guardias de seguridad privados, respaldados por aviones y buques, velarán por la seguridad de los Juegos en esta capital que ya sufrió el azote del terrorismo en julio del 2005, con un mortífero atentado en cadena al día siguiente de su designación como sede olímpica ante París, la gran favorita, y Madrid.

En cuanto a la vetusta red de transporte pública, en cuya modernización se invirtieron 6.500 millones de dólares (5.500 de ellos fuera del presupuesto olímpico), mostró sus límites durante la celebración del Jubileo de Diamante de la reina Isabel II a principios de junio, aunque las autoridades atribuyeron los problemas al hecho de que algunas obras no estaban todavía terminadas.

La última gran incógnita pero que también podría aguar --literalmente-- los Juegos es la climatología, después de la lluviosa y fría primavera vivida por la capital británica que la reciente llegada del verano no ha logrado alterar.

"Cada gota de lluvia que cae ahora es una buena noticia", declaró hace unos días al diario 'The Guardian' el presidente del COI, Jacques Rogge, con la esperanza de que haya una tregua olímpica.

Las intemperies no han impedido a la antorcha continuar su periplo de 70 días por el Reino Unido ante numeroso público. "En época de recesión, (los Juegos Olímpicos) no son fáciles de vender", admitió Robertson. "Pero el hecho de que 4,6 millones de personas hayan salido a la calle para la antorcha ha sido increíble, sin contar con el número de demandas para entradas y el número de voluntarios".

La antorcha es esperada en Londres el próximo 20 de julio para una última semana de recorrido por la capital antes del encendido del pebetero el día 27 en el estadio olímpico durante la ceremonia inaugural dirigida por el oscarizado cineasta de "Slumdog Millionaire", Danny Boyle.

AFP

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.