¿Pastranizarán a Santos?

¿Pastranizarán a Santos?

30 de junio 2012 , 08:24 p. m.

Ha llegado la hora de que el presidente Santos haga un viraje en su gobierno. Igual al que hizo en campaña, cuando Mockus le estaba ganando la Presidencia. No hay derecho a que su favorabilidad, hoy, sea igual a la que el presidente Samper registraba en la mitad del proceso 8.000.

Y lo peor es que las razones de este desplome de su imagen son una mezcla, como todo en la vida, de causas injustas con justas.

Entre las injustas está que el uribismo está tratando de "pastranizar" a Juan Manuel Santos. Uno de los trucos mejor logrados del presidente Álvaro Uribe fue el de haber construido rápidamente su prestigio sobre las cenizas del de su antecesor. Estrategias como la del estribillo de "trabajar, trabajar y trabajar"; la mano dura contra las Farc, que muy pronto se convirtió en marca indeleble de su gobierno, y una evidente aversión por la viajadera internacional lograron banalizar a su antecesor y dejar reducida la imagen de Pastrana a lo que pretenden ahora hacer con Santos: un bogotano que viaja mucho, gobierna de lejos y que les está entregando el país en bandeja de plata a las Farc. Siempre he sostenido que esa imagen de Pastrana es tremendamente injusta. Pero se la montaron, y ahora el presidente Santos está ayudando a que se la monten a él.

¿Cómo es que andaba salvando el clima en Brasil en momentos en que el Congreso de Colombia le hacía delicadísima cirugía a la democracia con una reforma de la estructura del Estado? La opinión pública descubrió aterrorizada que nadie, desde el Gobierno y el Congreso, estaba vigilando bien tan arriesgada intervención de la Constitución.

En menos de dos años de gobierno, el presidente Santos ha gastado el 30 por ciento de su capital político. ¿En qué? ¿Cuáles son las grandes obras de gobierno? ¿Dónde está la supuesta transformación del Estado? La gente no está viendo nada de eso. De Uribe uno podía decir, a la mitad de su gobierno, que les cascaba durísimo a las Farc y que arriesgaba su prestigio en un complicadísimo proceso de entrega paramilitar. En cambio, según Datexco, el 56 por ciento de la gente dice que no tiene idea de hacia dónde va el presidente Santos.

Dos percepciones sobre este gobierno son las que tienen semivarada su imagen. La primera: que ha habido muchos anuncios y muy poca ejecución. ¿Cuál es el legado del gobierno Santos que se vislumbra ya ante la opinión? La reubicación de Colombia en el contexto internacional sirve, pero no se puede estirar infinitamente. Y en el campo interno, para ser justos, hay buenos resultados en avances de la lucha contra la pobreza absoluta, unificación del POS (los pobres con los mismos derechos de atención médica que los ricos), 120.000 empleos generados en la atención de la ola invernal, mitigación de riesgos, eliminación de los intereses para los créditos educativos, despega -lentamente- la ley de tierras y de víctimas, firman TLC y, aunque hay nubarrones en el cielo, continúa el crecimiento económico y llega la inversión extranjera... ¿Será que todo eso no lo han sabido vender?

Pero lo segundo que percibe la gente es que hay menos empeño en la lucha por el orden público y, paralelamente, la opinión sospecha que hay una agenda oculta de un proceso de paz. Y mientras lo primero es falso -en este gobierno se les han asestado a las Farc los golpes más duros de su historia-, lo segundo podría ser cierto. Incluso, el marco jurídico para la paz alebrestó esas sospechas, y también ayudan los rumores de que el presidente Santos tiene una obsesión por "pasar a la historia", que lo desenfoca de su deber. Deber que es, antes que nada y de pronto tan simplemente como suena, ser un buen Presidente de Colombia, aunque no sea famoso ante las Naciones Unidas.

Aún hay espacio para hacer el viraje. Pero para eso se requiere que el presidente Santos haga más política. Es decir, menos delegación y más liderazgo.

HABÍA UNA VEZ... cuando en el hermoso parque El Virrey no botaban asesinados.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.