Editorial: El desafío del Valle

Editorial: El desafío del Valle

27 de junio 2012 , 06:58 p.m.

El próximo domingo, los vallecaucanos acudirán a las urnas para elegir el reemplazo del destituido gobernador Héctor Fabio Useche. El ganador será el quinto mandatario del Valle en apenas cinco años, dato que da buenas pistas sobre la crisis que vive un departamento cuya población es la tercera más grande del país.
Al caos político se suma el mal momento de las finanzas regionales, indicador de malas gestiones. El rojo invade sus estados financieros, que, al terminar el 2011, mostraron un déficit de 111.000 millones de pesos. También preocupan los 3.375 homicidios registrados el año pasado, que lo convierten en el departamento más violento del país. No menos inquietantes son los complejos problemas sociales que hoy padecen municipios como Buenaventura y Palmira.

Ante esta situación, es difícil no recordar años mejores. Rememorar, por ejemplo, la década de los 70, cuando la industria florecía y tuvo lugar esa sana competencia con Antioquia por el honor de ser la región más próspera del país. Pero vino el narcotráfico, primero con el cartel de Cali y luego con sus herederos en el norte del Valle.

Y así fue como un pujante departamento, con ubicación estratégica, que alberga el principal puerto del país, empezó a dar tumbos. La mafia penetró y supo corroer la política, como lo puso en evidencia el proceso 8.000, situación que llevó a una apatía de gran parte de su clase dirigente. A esto le siguió el asedio en la década pasada, ya no solo del narcotráfico, sino del repertorio completo de los generadores de violencia: guerrilla, paramilitares, bandas criminales y delincuencia común.

La historia reciente es bien conocida, con personajes como el exgobernador Abadía y el exsenador Juan Carlos Martínez como protagonistas. El panorama político hoy muestra a un Valle del Cauca con microempresas electorales, en donde debería haber partidos fuertes; de igual forma, los 'carruseles' de nombramientos han reemplazado la meritocracia al escoger a los funcionarios públicos, y, moviendo los hilos, poderosas organizaciones criminales de todo tipo, que han querido cooptar sus instituciones.

Tal es el contexto de las elecciones de este domingo. Los dos candidatos más opcionados muestran, además de bien aceitadas maquinarias, un preocupante trasegar en sus militancias y un pasado con alianzas que inquietan tanto como la decisión del juez de ejecución de penas que puso en la calle a Juan Carlos Martínez. De ahí que ninguno de los contendientes haya despertado mayor entusiasmo. Tal estado de cosas ha propiciado una campaña espontánea por el voto en blanco, que espera recoger la inconformidad con la falta de opciones recomendables.

Muchos, y con razón, habrían querido otro escenario, pero este no se da de la noche a la mañana. Por lo pronto, hay que votar y descartar el camino fácil de la abstención, garantía de continuidad. Pero, sobre todo, deben saber los vallecaucanos que, mientras más alta sea su participación, mayor será el compromiso del ganador. La ciudadanía, además, no puede limitarse a acudir a las urnas. Hoy, más que nunca, hace falta una sociedad civil vigilante, que haga uso de todas las herramientas de participación ciudadana que la Constitución brinda. La renovación que ha liderado en Cali su actual alcalde es un buen punto de partida, que además demuestra que el tesón de los vallecaucanos sigue intacto y es capaz de grandes transformaciones.

Por lo pronto, el primer paso es dotar de legitimidad y gobernabilidad a quien salga elegido y exigirle que rinda cuentas. Esta es la ruta para que en las elecciones de octubre del 2015 el nivel de los candidatos permita que sea otro el dilema de los electores.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.