Caso Santoyo, punta del iceberg del expediente gringo contra policías

Caso Santoyo, punta del iceberg del expediente gringo contra policías

Indagan protección a capos y robo de caleta y recompensas. Tres oficiales habían sido requeridos.

23 de junio 2012 , 09:30 p.m.

La última pista que se tuvo del coronel Roque García Pedriza, uno de los hombres más destacados dentro de la inteligencia de la Policía, es que a mediados del 2000 se subió a un carro en Medellín, en compañía de un grupo de hombres espigados y rubios.

Horas después, amaneció en Miami con un documento que lleva su firma y en el que asegura que su viaje fue voluntario. El coronel Carlos Meza Carrillo, su compañero en la Dijín, había llegado a esa ciudad semanas antes.

La Policía y el alto gobierno quedaron congelados con la noticia de que dos oficiales clave en la lucha contra los grandes narcotraficantes del Valle estaban rindiendo cuentas en Estados Unidos.

García y Meza habían obtenido información determinante para la captura de decenas de capos, infiltrándose por años en las entrañas de esa mafia. Sin embargo, fueron incurriendo en conductas que los pusieron en el radar de las autoridades estadounidenses, en la misma época en la que se inició la investigación contra el general (r.) Mauricio Alfonso Santoyo, jefe de seguridad del entonces presidente Álvaro Uribe Vélez y hoy 'ad portas' de la extradición. (Lea también: Varios hombres del general Santoyo están en la mira de las autoridades).

EL TIEMPO pudo establecer que entre los capítulos por lo que EE. UU. les ha preguntado a los dos oficiales, ya retirados de la institución, está la desaparición de una millonaria caleta del capo Juan Carlos Ramírez Abadía, 'Chupeta', incautada en el 2008.(Lea también: Estos fueron los 8 senadores que aprobaron ascenso de Santoyo).

Al parecer, el dinero terminó invertido en España por hombres de la institución, en el mercado de divisas conocido como Forex. Ya se conoce el nombre del inversionista, de origen colombiano, y la cifra que manejó: mil millones.

También se les indagó por el paradero de jugosas recompensas desembolsadas tras la caída de narcos como Miguel Ángel Mejía, el 'Mellizo', así como la suerte de propiedades de ese delincuente. La versión que se maneja es que parte de esos pagos y de esos bienes se desviaron, en beneficio de uniformados.

Protección a capos

Incluso, se busca la conexión de esos hechos con el asesinato, en el 2009, de Juan Manuel Gaviria. El hombre, quien iba escoltado por un policía, entregó la ubicación exacta de los 'Mellizos'.

Pero hay más datos en poder del FBI y la DEA y que involucrarían nexos de personal activo y retirado con capos. Dos informantes de la Policía han dado detalles de cómo un sector de la institución le habría brindado protección al clan Cifuentes Villa -socios del capo mexicano Joaquín el 'Chapo' Guzmán- y a Daniel el 'Loco' Barrera.

Dicen que 'Pacho', el mayor de los Cifuentes, era custodiado en Medellín y en el Bajo Cauca antioqueño."Pacho Mentiras, como le decían, tenía su oficina cerca de la sede de un concesionario en la carrera Palacé. Allá entraban oficiales de Ejército y Policía y él devolvía las visitas sin problema", narra un investigador. Y agrega que hubo un escándalo cuando un oficial ordenó que le liberaran un camión incautado con coca.

La protección al 'Loco' Barrera ya le costó la extradición, en noviembre del 2010, al capitán Carlos Alberto Flórez. Lo acusan de entregar información sobre operativos antimafia e investigaciones en Estados Unidos a cambio de plata. Su abogada, Lina Piedad Sierra, sufrió un atentado en enero y, como su cliente, está en ese país. Hace un mes, gente cercana a Roque García y Carlos Meza también pidió medidas de seguridad.

Fuentes cercanas a la investigación afirman que la acusación contra Santoyo (revelada por EL TIEMPO) no será la única. Hay tres indictments listos, que también se manejan con confidencialidad.

Entrega o captura

En las próximas dos semanas EE. UU. decidirá si solicita la captura, con fines de extradición, de Mauricio Santoyo. El oficial (r.) dijo que estaba dispuesto a comparecer ante la justicia de ese país, pero aún no ha contactado a ninguna autoridad.

Piden investigar a Santoyo por 16 asesinatos

Parte de la evidencia que la justicia estadounidense tiene contra el general (r.) Mauricio Santoyo fue recogida o verificada en Colombia por la propia Policía y la Fiscalía. Se sabe que se chequeó la lista de muertos y secuestrados durante su paso por el Gaula de Medellín y por el Comando Especial Antiterrorismo (CEA), para establecer su supuesto nexo con la 'oficina de Envigado' y con las Auc.

Al respecto, el congresista Iván Cepeda (Polo), miembro de la Comisión Segunda -que estudia los temas de seguridad y relaciones internacionales-, dice que se debe investigar la conexión de Santoyo con la muerte de al menos 16 familiares de Héctor Úsuga, la 'Muerte', subcomandante del frente 5 de las Farc. A ese grupo se le atribuyen, entre otror, el asesinato de Alberto Uribe, padre del expresidente Álvaro Uribe. Una de las víctimas es Ángel Quintero, casado con Libia, prima de la 'Muerte' y del actual jefe de ese frente, Carlos Úsuga.

Una fuente cercana al caso le confirmó a EL TIEMPO que en la indagación se pudo probar que el teléfono de Quintero fue uno de los 1.500 'chuzados' por el Gaula de Medellín. En ese momento, Ángel Quintero denunciaba la muerte de Orlando Úsuga Higuita y la desaparición de otros seis familiares. Libia Úsuga y sus hijos están exiliados. Además, se indaga la existencia de una sala de grabación ilegal en Bogotá.

UNIDAD INVESTIGATIVA
u.investigativa@eltiempo.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.