Integrante de 'Los 50 de Joselito', en líos con la justicia de EE. UU.

Integrante de 'Los 50 de Joselito', en líos con la justicia de EE. UU.

Un fiscal de Miami lo acusa de dos cargos criminales y pide que lo condenen a 20 años de prisión.

22 de junio 2012 , 12:29 a.m.

Alejandro Chávez es un nombre poco conocido para el común de los colombianos. Pero si se menciona al 'Compadre Alex' o a 'Joselito Parrandero' de inmediato viene a la mente la música de diciembre, con temas como: Dame tu mujer José, El ron de vinola, Grito Vagabundo, La víspera de Año Nuevo y por lo menos 100 canciones más que los volvieron famosos.

Tras años de éxitos en Colombia, Chávez se fue a vivir a Estados Unidos donde ahora enfrenta el trago más amargo de su vida. Un fiscal de Miami lo acusa de dos cargos criminales y pide que lo condenen a 20 años de prisión.

El caso se originó en un confuso episodio en el que el 'Compadre Alex' o 'Joselito Parrandero',  dice que actúo para defender a sus dos hijos y a su esposa de un hombre que los amenazó con un arma de fuego. El artista colombiano también desenfundó una pistola e hizo un disparo que hoy lo tiene en líos con la justicia.

Álvaro Quintero, representante del grupo musical, expresó su solidaridad con Alejando Chávez y señaló que desde hace 13 años él no tiene relación con el grupo musical.

Dos niños en el carro

Después de dejar la agrupación Los 50 de Joselito, Chávez se radicó en Miami con su esposa y sus dos hijos, que hoy tienen 5 y 10 años. Allí, las presentaciones como 'Joselito Parrandero', las alterna con el trabajo de vigilante o guardia de seguridad. Para este último oficio, compró un arma amparada.

El episodio que lo tiene en líos ocurrió el sábado 16 de abril del año pasado. "Iba conduciendo mi camioneta hacia la casa por la autopista. De repente, un BMW con el radio a todo volumen se me atravesó.

En dos ocasiones estuvo a punto de sacarme de la autopista. En la parte trasera de mi carro estaba mi hija llorando y mi hijo trataba de calmarla. Eventualmente, los dos carros terminaron uno al lado del otro. Bajé mi ventana y empecé a gritarle al conductor: '¡¿Estás loco? ¿No ves que tengo a mis hijos en el carro?!'. Él me gritó también y luego sacó un arma de fuego y apuntó hacia nosotros", relató Chávez en su versión ante la Fiscalía de Miami.

Agregó que en ese momento, al ver la seguridad de su familia amenazada, sacó su pistola de la guantera del carro y no solo apuntó hacía el BMW sino que hizo un disparo. Entonces, asegura el artista, el conductor del otro vehículo se marchó del lugar.

Chávez esperó en el sitio del incidente a que llegara la Policía y cuando arribaron los uniformados, reapareció el otro conductor, quien se identificó como Juan Zavala, de origen centroamericano y quien dijo, además, que se dedica  a la albañilería.

Dice la versión de 'Joselito parrandero' que mientras él era interrogado por la Policía, el otro conductor se acercó a su esposa y le propuso que dijera que ella no había visto nada y que, a cambio, no presentaría cargos (denuncia).

Ella aceptó creyendo que su esposo no iba a tener ningún problema. Sin embargo, después de que la esposa del colombiano declaró ante la Policía la versión acordada, Zavala aprovechó para decir que él no portaba ningún arma y, de esa forma, sacó ventaja de la situación.

La Policía señaló a Chávez de dos cargos: Asalto agravado con arma de fuego -que contempla una pena mínima de 10 años de prisión- y si el arma es disparada durante los hechos, la sentencia mínima aumenta a 20 años de cárcel.

"No quiero perder los próximos 10 ó 20 años de vida sin mis hijos. Estaba tratando de protegerlos. Ahí estaban mi hija de 5 años, mi hijo, de 10, y mi esposa. Uno nunca sabe lo que alguien es capaz de hacer y por eso no se puede quedar sentado dejando que pase algo grave", dice Chávez en su defensa.

El artista colombiano está en libertad condicional. La Corte que lo procesa fijó el juicio para el próximo 16 de julio. Su abogado defensor, Douglas J.  Rudman, argumenta que actuó bajo el precepto de 'Stand your ground'  o 'Mantener su posición' para defender a su familia. "Esta era una cuestión de defensa propia", le dijo Rudman a este diario.

Hay un detalle adicional en este caso: Zavala, el albañil centroamericano que se mueve en las calles de Miami en un lujoso BMW, fue detenido una semana después del incidente con 'Joselito parrandero'. El sábado 23 de abril de 2011 la Policía lo sorprendió conduciendo borracho.

DIARIO MÍO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.