Conmovedor relato de madre del abogado asesinado por robarle celular

Conmovedor relato de madre del abogado asesinado por robarle celular

Emilia Ospina, madre de abogado asesinado, cuenta cómo era su hijo. Dice que perdona a asesinos.

notitle
22 de junio 2012 , 01:29 a.m.

Ya pasó la rabia, pero no el dolor. "Ese no pasará jamás", dice Emilia Lucía Ospina, mamá de Juan Guillermo Gómez, de 25 años, el abogado asesinado la semana pasada en Bogotá por robarle un celular. Es la primera vez que habla ante los medios y lo hace porque el llanto ya se lo permite. (Lea también: Asesinato de abogado por robo de celular desata indignación)
 
Aunque se le sigue entrecortando la voz, toma fuerzas para hablar. Asegura que lo hace porque "hay que alzar un grito para pedir que se tomen medidas. Ojalá Juangui sea la cuota que se tuvo que pagar para llamar la atención sobre este tema. Ojalá que mi hijo haya sido el último muerto por robarle un celular".
 
Emilia no cree que el caso de su hijo sea diferente a los miles que ocurren en el país, en donde en lo que va del año se han reportado por mes un promedio de 140.000 robos de teléfonos móviles. Pero sabe que contar la historia puede servir de alerta a otros jóvenes que como su hijo, según cuenta ella, creía que salir a la calle con un celular no representaba una amenaza de muerte y para las autoridades que, en palabras de Emilia, "deben entender que se necesitan de leyes, de herramientas que en realidad sirvan para acabar con estos crímenes".
 
Ella recuerda lo último que su hijo le dijo. Fue a través de un mensaje de texto. "¿Sabías que te amo madrecita?", lee Lucía de su celular. "Eso fue el 8 de junio a las 14:08. El mismo día en que mi esposo y yo viajamos a Panamá. La idea era regresar el domingo 17 de junio para celebrar el día del padre en Bogotá", cuenta.
 
Pero no fue así. Dos hombres se travesaron en el camino de Juan Guillermo y lo mataron después de robarle su teléfono. "Es algo que uno nunca cree que le puede pasar, al principio no entendía, sentía rabia, ira. A él ya lo habían robado y le habíamos advertido que no sacara el celular en la calle, que no caminara solo", relata Emilia.
 
"Pero después entendí que no era culpa de él y que tal vez esto nos pasó a nosotros con el propósito de generar una reflexión. Tampoco es culpa de las personas que lo hicieron. No los odio. Pido misericordia para ellos", dice.
 
La familia de Juan Guillermo pide que el país no siga sumido en la indiferencia. "No debe ser cosa de un momento, de un caso. Deben existir políticas para implementar más cámaras de seguridad, de no haber sido por eso no se habrían capturado a los responsables del asesinato de mi hijo (...) los colombianos tenemos que actuar. Debemos eliminar esa práctica de comprar celulares de segunda porque eso estimula una cadena de crimen", recalca.
 
"De mi hijo qué puedo decir: que le apasionaba su carrera, que en enero del próximo año iría a Harvard, gracias a una beca, que desde hace algunos meses vivía solo en Bogotá, esperando la llegada de su hermano, con quien compartiría el apartamento (....) Y aunque todo acabó y él ya no está acá, si está su recuerdo y sobre todo el deseo de nosotros, su familia, por pedir que este tipo de casos no sean solo una noticia, que trascienda y que se tomen medidas para que no se sigan perdiendo vidas de una forma tan absurda".

REDACCIÓN ELTIEMPO.COM
salpal@eltiempo.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.