Colombia, séptima en energía verde entre 26 países de la región

Colombia, séptima en energía verde entre 26 países de la región

Obtuvo una calificación de 1,63 puntos sobre cinco. El líder, Brasil, consiguió una nota de 2,64.

notitle
17 de junio 2012 , 10:13 p.m.

Colombia ocupó el séptimo puesto del ranking de 26 países que mayores esfuerzos han realizado para fomentar el crecimiento de la energía limpia o de bajo carbono en América Latina y el Caribe.

Según la primera edición del informe Climascopio, que será presentada mañana en Brasil, durante la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible Río + 20, Colombia obtuvo una calificación general de 1,63 puntos sobre 5, mientras Brasil recibió una de 2,64, que lo sitúa como un 'abanderado' en esta materia en toda la región.

La baja inversión en materia de energía limpia y la poca financiación de proyectos verdes impidieron que Colombia alcanzara un mejor rendimiento en el análisis hecho por el Fondo Multilateral de Inversiones (Fomin), filial del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), con el apoyo de Bloomberg New Energy Finance y cuyos resultados fueron recopilados en el informe Climascopio.

Sin embargo, el país, así como el conjunto de naciones de la región, cuenta con extraordinarios recursos de energía renovable, donde empresarios, productores y diseñadores de proyectos de energías limpias tienen grandes oportunidades, para lo cual requieren marcos normativos propicios y donde se necesita el impulso de cada uno de los los gobiernos.

El estudio encontró que solo las inversiones en este frente en Colombia cayeron el año pasado 74 por ciento, a 50,4 millones de pesos, mientras entre el 2006 y el 2011 los recursos destinados a apoyar proyectos y empresas de energía limpia sumaron unos 1.060 millones, y los sectores de biocombustibles y pequeñas centrales hidroeléctricas fueron los que más inversión acumularon, con 48 y 36 por ciento, respectivamente.

La explicación de dicho comportamiento parece estar en la baja tasa de crecimiento de la demanda de electricidad y los bajos precios de esta, tanto a nivel minorista como mayorista.

En América Latina la producción de energía de bajo carbono apenas comienza a despertar interés, al punto de que el año pasado se invirtió menos del 5 por ciento de un estimado de 280.000 millones de dólares presupuestados a nivel mundial.

Si bien el Climascopio alerta por la escasez de microfinanzas verdes, pues solo hay tres organizaciones activas en el país, también destacó la existencia de un marco jurídico adecuado que ha permitido un avance en la producción de energías limpias y en el que Colombia ocupó el tercer puesto.

Producción de biodiésel

El país produce en la actualidad unos 850 millones de litros de biodiésel, cifra baja frente a la de Estados Unidos y Brasil. No obstante -dice el estudio-, desde el 2008 la implementación de un marco de políticas relativas a los biocombustibles, que establecen una mezcla de 7 por ciento para biocarburantes, tanto para etanol como para biodiésel, ha permitido triplicar la producción de este último.

Otro de los aspectos en los que se tienen logros importantes se relaciona con las gestiones para controlar las emisiones de gases efecto invernadero, gracias al desarrollo del proyecto de Mecanismo de Desarrollo Limpio (MDL) y la presencia de 12 validadores de este proceso, aspectos en los que Colombia iguala a los dos líderes de la región, Brasil y México, cada uno con 13.

Pese a lo difícil que es desarrollar proyectos de MDL, según los consultados por Climascopio, el estudio destaca que Colombia es uno de los seis países del área con compañías que tienen actividades de gestión de emisiones de gases de efecto invernadero, entre las que se destacan Ecopetrol, Interconexión Eléctrica S.A. (ISA) y la productora de alimentos Colombina.

Escasez de proveedores de servicios, gran oportunidad

Uno de los obstáculos que el Climascopio encontró para el desarrollo de energía limpia en el país es la falta de proveedores de servicios, donde la banca es líder indiscutible mediante la financiación de proyectos.

"Las cadenas locales de fabricación y suministro de bienes y servicios de energía limpia están poco desarrolladas en Colombia", señala el análisis, tras agregar que esto tiene fácil solución en la medida en que el Fondo Mundial para el Medio Ambiente (FMAM) cuenta con recursos para financiar proyectos en esa dirección, una alternativa muy poco explorada en Colombia. Los sectores de biomasa, residuos y energía eólica tienen, de lejos, las cadenas de valor más sólidas, resalta el Climascopio.

REDACCIÓN ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.