Jerónimo Pizarro le hizo un homenaje a Pessoa y Barba Jacob

Jerónimo Pizarro le hizo un homenaje a Pessoa y Barba Jacob

Estos dos grandes poetas se juntan por primera vez gracias a un libro que traduce parte de su obra.

notitle
16 de junio 2012 , 10:04 p.m.

El colombiano Jerónimo Pizarro lleva años familiarizado con la obra inédita de Fernando Pessoa (1888-1935), acumulada en más de 30.000 documentos pertenecientes a los célebres baúles que dejó el más grande poeta portugués. "Lo que más me sorprende de Pessoa fue cómo, de forma sistemática, desde antes de los 18 años, comenzó a guardar todos los papeles que iba escribiendo", cuenta el estudioso.

Por eso, cuando Germán Santamaría, embajador de Colombia en Portugal, le propuso el proyecto del libro Todos los sueños del mundo, una edición bilingüe que reuniera una selección de obras de Pessoa y de un poeta colombiano, Pizarro aceptó hacer la selección y traducir a Pessoa al español. De paso, sugirió que el poeta colombiano fuera Porfirio Barba Jacob.

"Era el nombre más evidente", explica, si se buscaba reflejar un punto de unión cultural entre los dos países a través de la poesía, sin duda la fortaleza artística de los portugueses.

Pizarro, que llegó hace 12 años a la península Ibérica, convencido de estudiar literatura portuguesa, dice que estuvo "en el lugar y el momento correctos" cuando se integró, desde hace años, a las ediciones de la obra de Pessoa, que parten de ese baúl inagotable, cuyo contenido se ha ido publicando lentamente desde 1942.

Participó entonces en el Proyecto Nacional de las Obras Completas de Pessoa en Edición Crítica, para el que ya contribuyó con ocho volúmenes. También ha escrito tres libros sobre el poeta y en las dos ediciones de Todos los sueños del mundo (una de lujo, para centros de estudios, y la comercial, que fue hecha por Tragaluz en Colombia) debuta como traductor al español de sus textos.

"De esas 30.000 hojas archivadas en Lisboa -cuenta Pizarro-, no creo que se conozca o haya publicado siquiera la mitad. Siguen esperando editarse por primera vez o que se revisen las publicaciones especiales o deficientes más antiguas. Entre lo que falta por revisar y publicar hay trabajo para muchas generaciones".

¿Por qué reunir en un libro la obra de Pessoa con la de Barba Jacob?

Barba Jacob fue como un Rubén Darío del siglo XX. Tuvo su época de viajes por Centroamérica. Incluso, con él se empezó a analizar la figura del poeta latinoamericano. En algún momento vino el declive y pasó sus últimos 15 años como un poeta maldito, olvidado, enfermo. Pero durante mucho tiempo tuvo la imagen contraria. Este libro es más el encuentro de una figura muy extrovertida, conocida en su momento, como Barba Jacob, con otra que fue desconocida en vida, Pessoa. Porfirio Barba Jacob se ha ido enmarcando de otra manera históricamente, mientras que Pessoa ha ido creciendo exponencialmente en los últimos 30 años, no antes.

Si son tan opuestos, ¿por qué juntarlos?

Son dos figuras diferentes, pero lo que hicieron literariamente es parecido. Además, son contemporáneos, y creo que es una de las mejores maneras de aproximar a dos países a través de dos poetas. Ambos tenían una obra marcada por los heterónimos, escribieron con diferentes nombres e incluso Pessoa les daba personalidades a estos nombres. Hicimos el libro sin olvidar las diferencias, pero también reconociendo que si había una figura de la poesía colombiana que pudiéramos acercar a Pessoa, el nombre más evidente era Barba Jacob.

¿Por qué no tradujo a Barba Jacob al portugués?

No quise arriesgarme, quise más bien que fuera otra persona. Lo tradujo Gastão Cruz, uno de los grandes poetas vivos portugueses. Fue una suerte que aceptara hacerlo. Dividir tareas era lo mejor, incluso para la divulgación del libro en Portugal, que hubiera un poeta conocido que lo pudiera presentar.

¿Descubrió algo más de Pessoa a la hora de traducirlo?

Sí. Para mí fue un descubrimiento recuperar el nivel musical de la poesía de Pessoa. Uno de los grandes desafíos fue reflejar la musicalidad y el ritmo. Fue bueno revisar lo que se había hecho sobre Pessoa en español, Octavio Paz y otras personas habían comenzado a traducirlo. En mi caso, traté de pensar cuáles podrían ser los poemas representativos de Pessoa y cuál podría ser una primera antología. Quise que hubiera un equilibrio entre los poemas que tendrían que estar y los que no se han traducido o se conocen por primera vez. Destaco Un soir à Lima, que no se había traducido. Es del último año de vida de Pessoa y habla del sur de África, donde pasó su infancia.

¿Estos serían los poemas recomendados para un lector que se acerca por primera vez a estos poetas?

Hay poemas de Pessoa muy conocidos, sobre todo Tabaquería, escogido en algún momento por un periódico inglés como uno de los 10 más conocidos del siglo XX. Si alguien me pregunta por qué poema o texto empezar a leer a este autor, siempre lo recomiendo. Pero hay otros, como Un soir à Lima, que se publicaron por primera vez en portugués hace 7 u 8 años. Las traducciones de Pessoa al español tienen un atraso de unos 15 años. Algunos de los poemas del libro se conocen en Portugal, pero no estaban editados en español. Quería intercalar algunos que tenían que estar ahí con otros menos conocidos. También queríamos tener un poema de cada uno de los heterónimos. Lo mismo hicimos con Barba Jacob, no escoger los más conocidos, sino los poco conocidos que tuvieran virtualidad gramática, tratando de jugar con la parte menos divulgada.

El libro también tiene imágenes facsimilares de los archivos de los dos poetas. ¿Cuál era la importancia de ese trabajo?

Hay 18 poemas de cada uno, que se intercalan con imágenes facsimilares de periódicos de la época, imágenes de los dos y algunos de sus textos. Escogimos las imágenes por su valor gráfico. Las de Barba Jacob salieron del archivo de Eduardo Santa, que tenía en su poder el archivo de Barba Jacob, y a quien se le debe la mitad del libro. También contamos con el apoyo de la Biblioteca Nacional de Colombia, y con la ayuda de Paloma Fernández logramos encontrar imágenes del poeta colombiano menos conocidas.

¿Por qué fue más difícil encontrar imágenes de Barba Jacob?

Tenía mucho material sobre Pessoa, pero lo que hizo posible el libro, en realidad, fue descubrir los papeles de Barba Jacob, para que el libro fuera equilibrado, para que no se inclinara solo hacia el poeta portugués. No es un libro solo de poemas, sino que tiene un interés literario fuerte, con el objetivo de que si alguien ya conoce a los autores, encuentre en él algo nuevo, no solo en el texto, sino en las imágenes. Un especialista en Barba Jacob no va a encontrar más de lo mismo, ni las mismas antologías, y eso se consiguió a través de los textos, notas e imágenes que conservaba Eduardo Santa.

El sueño real

El proyecto, apoyado por la Dirección Cultural de la Cancillería y la ministra María Ángela Holguín, cuenta con dos ediciones, una de ellas editada por Tragaluz. Ambas se presentarán el 23 de junio, en la Casa de Poesía Silva.

Antología

Nuestros versos en portugués

Este sábado se presenta la primera antología de poesía colombiana que se edita en portugués, titulada 'Um país que sonha, cem anos de poesia colombiana' (Un país que sueña, cien años de poesía colombiana), editada por la editorial Assírio & Alvim.

La antología surgió por la falta de traducciones de los versos de nuestros poetas a otros idiomas y propone un panorama de la poesía nacional desde José Asunción Silva (1865) hasta los nacidos un siglo después.

LILIANA MARTÍNEZ POLO
Cultura y Entretenimiento

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.