Elecciones griegas, 'referendo' para decidir permanencia en el euro

Elecciones griegas, 'referendo' para decidir permanencia en el euro

La Unión Europea no quiere que gane la izquierda radical, pues desafía el pacto de ajustes impuesto.

notitle
15 de junio 2012 , 11:59 p.m.

Europa quiere que los griegos cambien pero que sigan votando por los mismos políticos que los llevaron a la situación actual, y no por los que prometen un cambio. Por eso, las potencias europeas han puesto la elección legislativa de este domingo en los términos de una especie de referendo en la que habrá que escoger entre quedarse o salirse del euro. (Lea análisis sobre los perjuicios de la presencia de Grecia en la Unión Europea).

Así es la política europea que teme la victoria en Grecia, en las legislativas de este domingo, de un partido que se atreve a decir que a partir de ahora Angela Merkel tendrá que negociar porque "se acabó eso de decir que sí a todo".

Altos funcionarios de las instituciones europeas y dirigentes de las potencias del bloque, repiten desde hace semanas que quieren que Grecia siga en el euro a condición de que Atenas respete los compromisos acordados con la troika -FMI, Banco Central Europeo y Comisión Europea-. El gobierno británico pidió incluso el jueves que Grecia sea expulsada del euro para parar la crisis porque Londres considera que no habría contagio.

Las elecciones del domingo están totalmente abiertas. Los últimos sondeos, publicados hace dos semanas, dan un empate entre los conservadores de Nueva Democracia -pro ajuste- y la coalición de izquierdas Syriza, que promete poner fin a los ajustes y renegociar los acuerdos forjados entre Atenas y sus acreedores internacionales.

Pero Europa le está haciendo el feo a Syriza. Alexis Tsipras, su líder, un carismático joven de 37 años, sangre nueva en un estamento político dominado durante décadas por unas pocas familias que gobernaron Grecia con métodos nepotistas, es el ogro del BCE y el FMI.

Más allá de esa fuerte presión a favor de la derecha, la Eurozona no tiene mecanismos legales para expulsar a Grecia del euro. La salida tendría que ser voluntaria y conllevaría también la salida de la Unión Europea.

Pero Tsipras repite que su intención no es sacar a Grecia de la moneda europea, sino renegociar unos ajustes que están poniendo al país de rodillas. Si tras las elecciones, y ante una hipotética victoria de Syriza, Bruselas y Fráncfort -sede del BCE- se negaran a negociar y aún así Atenas cancelara los ajustes, la zona euro podría a su vez cancelar la entrega de los siguientes tramos del rescate aprobado en febrero.

En ese caso, según anuncia el Banco Central griego, al país le quedaría dinero para cubrir sus gastos corrientes -pensiones, salarios de empleados públicos, etc.,- hasta mediados de julio. A partir de ahí, sin financiación europea, Grecia haría default y tendría que emitir una moneda nacional para hacer que el país siguiera funcionando.

La presión europea es brutal. Nadie recibe a Tsipras -pidió una entrevista con el presidente francés François Hollande- y ni siquiera recibió respuesta de una carta que envió al presidente de la Comisión Europea, Durao Barroso. Pero él no ceja y ayer repitió que el memorándum -el acuerdo firmado entre Atenas y la troika- "está muerto" y que Grecia "pasará página a partir del lunes".

Bruselas sabe que, gane quien gane, algo tendrá que negociar. Porque los mercados están histéricos y una salida griega del euro podría provocar el contagio a las demás economías periféricas. Pero a la vez, las instituciones y las capitales europeas mantienen el discurso oficial que dice que no hay nada que negociar y repiten una y otra vez a los griegos que, más que elegir un parlamento, mañana domingo votarán entre seguir en el euro o volver a una moneda nacional y al default.
 
El BCE teme una corrida bancaria en Grecia
 
Hay un escenario que los banqueros centrales no quieren ver ni en pesadillas. ¿Qué pasaría si el lunes, ante un resultado poco claro y el temor al default del país, los griegos corren a los bancos y vacían sus cuentas bancarias?

Ese escenario, con el corralito consiguiente y el pánico de los mercados financieros si gana Syriza o si no hay una clara coalición viable, podría tumbar el sistema bancario griego e incluso contagiarse a otros países de la zona euro.

Eso es lo que teme el Banco Central Europeo. Su presidente, el italiano Mario Draghi, dijo ayer que las elecciones helenas son "un riesgo grave" para Europa, "provocado sobre todo por la mayor incertidumbre", según unas declaraciones recogidas por la agencia AFP.

Reuters contaba el jueves por la noche que los principales bancos centrales del mundo se están coordinando para inundar de liquidez los mercados el lunes si se diera un escenario de caos bursátil. Y Draghi dijo ayer que el Banco Central Europeo está preparado para dar toda la liquidez necesaria a "los bancos solventes" de la zona euro.

Draghi añadió ayer que esa posible inyección de liquidez "es lo que hemos hecho a lo largo de toda la crisis y es lo que seguiremos haciendo". El Banco de Inglaterra ya había anunciado horas antes que inyectaría hasta 80.000 millones de euros en los bancos británicos para evitar un colapso del crédito. El BCE se está coordinando también con los bancos centrales de Estados Unidos, Japón, Suiza, Canadá y otras grandes potencias.

El BCE ya inyectó a los bancos europeos cantidades astronómicas de dinero. En dos préstamos, con unas condiciones inmejorables -préstamos a 3 años y a una tasa del 1 por ciento- los bancos europeos pidieron al BCE en noviembre y en febrero un billón de euros.

Ese dinero lo han ido utilizando para limpiar sus balances y para comprar deuda pública. Todo un negocio: toman dinero prestado al 1 por ciento y compran deuda al 5 por ciento ó al 6 por ciento. Aún así, la banca europea, salvo excepciones, sigue de rodillas y cualquier accidente en los mercados podría hacer que el BCE volviera a salir en tromba a financiarlos.

Idafe Martín Pérez
Para EL TIEMPO
Bruselas

 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.