De tal palo tal astilla: Hijos muy cercanos a sus padres

De tal palo tal astilla: Hijos muy cercanos a sus padres

Dos papás que comparten sus vidas, sus gustos y hasta sus nombres con sus hijos.

15 de junio 2012 , 11:23 p.m.

Orlando Calderón, un hombre caqueteño, comparte más que la música con su hijo Luis. Y Juan Manuel Barrientos, antioqueño, tiene en común con el suyo no solo un negocio de asuntos culinarios.

Además, padre e hijo tienen el mismo nombre. Para Juan Manuel padre, el hecho de que su hijo se llame igual lo encuentra "fascinante", porque "hacemos muchas cosas en nombre del otro". Para no entrar en confusión, a su hijo le dicen 'Juanma', "su sello personal", dice el padre.

Por lo demás, consideran que no se parecen físicamente en nada. Gloria Valencia, esposa y madre, también cree lo mismo. Eso sí, resalta que lo que tienen muy parecido es "la belleza" y la estatura. 'Juanma' dice que el metro le indica 1,67. "Y yo medía 1,70, pero con la edad uno se va encogiendo", asegura el padre.

El tamaño de la espalda, de la cintura y hasta del pie parecieran haber sido hechos con el mismo molde, tanto así que Luis usa los zapatos talla 40 del papá, "cuando se confunden". 'Juanma' hace lo mismo, pero a propósito, cuando le gusta el calzado paterno, "y siempre se los sale llevando", denuncia el papá. El blanco es el color que prefieren los Orlando para sus prendas; el azul el que más abunda en los Juan Manuel.

En el caso de Orlando, aunque los dos se llaman igual, a su hijo le dicen Luis. Y ya les han aplicado el popular refrán "de tal palo tal astilla". En más de una oportunidad les han dicho que son 'igualitos'. Mary Cielo, la hija, asiente con la cabeza cuando los dos coinciden en decir que lo más parecido que tienen es el rostro. Cuando tenía 5 años, una de las cosas que Orlando "deseaba en la vida" era tener un reloj y una guitarra. Su papá le dio el primero, pero él lo cambió por su instrumento favorito, para dar serenatas.

Desde entonces, no ha parado de sacarle canciones, primero por puro gusto, y desde 1988, por negocio.

Los une no solo la sangre, también los negocios

Luis pertenece al grupo musical Los Auténticos Parranderos, desde los 8 años. Su función principal es la percusión, aunque también toca la guitarra. La voz, por ahora, no se escucha  en las presentaciones, "porque como está en el proceso de cambio, estamos esperando a que se afirme", explica su papá Orlando.

Entre tanto, Juan Manuel es abogado, un oficio que imitó de su abuelo materno, Manuel. Además sabe de temas financieros, algo en lo que también 'Juanma', su hijo, estuvo involucrado. "Yo trabajaba con él desde los 16 años, con puros números. Los entiendo, pero ahora mi disciplina es la creatividad", comenta el joven, quien decidió convertirse en chef, y con su papá comparte El Cielo, el restaurante y negocio familiar.

Mientras que el padre  se encarga de las cuentas y del vino, el hijo tiene la responsabilidad de darle vida a los platos. Juanma ha creado 1.400 opciones en cuatro años, dice con orgullo el papá. "Vamos con 20 platos nuevos cada dos meses. No nos importa si alguien nos copia, porque cuando lo hace, el plato ya está trasnochado".

Paula Andrea Cardona
ESPECIALES EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.