La magia de las setas

La magia de las setas

Comer hongos tiene su encanto. Acá le contamos cuáles son sus propiedades y modos de preparación.

notitle
13 de junio 2012 , 09:00 p.m.

Champiñón blanco (Seta de París)

Su sabor dulce se intensifica durante el proceso de cocción. Es rico en vitaminas, proteínas y potasio. Es el complemento indicado en las dietas bajas en calorías (una porción de 4 a 5 champiñones aporta 18 calorías).

Preparación:

Consúmalo en ensaladas y aderezos,  acompáñelo con pollo, carnes, quesos y pastas.

Shiitake

Es la seta más investigada en el mundo porque contiene todos los aminoácidos esenciales. Además, tiene vitaminas A, B, C y D, reduce el colesterol y potencia el sistema inmunológico.

Preparación:

Al cocinarlo, preferiblemente retire el tallo; es muy duro y queda mejor en los aderezos y salsas. Su fuerte sabor queda en la boca después de consumirlo. Ideal en pastas, sopas y entradas.

Portobello

El sombrero de esta seta es grande y de color marrón, el diámetro de su cabeza puede alcanzar los 15 centímetros y ofrece una textura más firme y tersa. Estas setas son bajas en calorías y son una fuente de aminoácidos. Contienen minerales como fósforo, cobre, zinc, hierro y potasio.

Preparación:

Apto para los guisos, se puede cocinar a la plancha (entero o tajado) y también relleno.

Crimini

Es el hijo de la seta Portobello. Es similar al champiñón blanco pero el color de su sombrero es café y su textura es más firme. Normalmente este hongo se sustituye por los champiñones blancos. Es una buena fuente de vitamina B 12 y de antioxidantes.

Preparación:

Funciona como entrada o como ingrediente de platos fuertes. 

Oyster

Puede ser café o gris claro. El sombrero tiene forma de abanico y su diámetro oscila entre 5 y 15 centímetros. Por dentro, la carne es blanca y compacta, y al cocinarse desprende un olor agradable y un sabor dulce.

Tiene usos medicinales, reduce los índices de colesterol, equilibra la presión alta y calma los nervios.

Preparación:

Se consumen crudos o cocidos (preferiblemente a la plancha) con carnes, pollo, ensaladas tipo tai, antipastos, ceviches y mariscos.

Al momento de cocinar

1. No los lave con detergentes ni en un recipiente con agua porque pueden absorber mucho líquido.

2. Límpielos pasándolos por un chorro de agua.

3. Corte el pie arenoso a la altura del sombrero y guarde los tallos para la preparación de cremas o aderezos.

4. Añada los condimentos al final de la preparación, de lo contrario la seta perderá su sabor y se deshidratará.

Asesorías

Sandra Robayo, Nutricionista Universidad Nacional

Ana María Ospina, asesora Setas de Cuivá.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.