Un bogotano representó a Colombia en los Olímpicos de Londres de 1948

Un bogotano representó a Colombia en los Olímpicos de Londres de 1948

Mario Rosas aún conserva la medalla conmemorativa y las zapatillas de esa época.

notitle
13 de junio 2012 , 07:18 p.m.

Quizás el capitán Mario Rosas no sea tan famoso como el futbolista Carlos el 'Pibe' Valderrama o como el boxeador Kid Pambelé (Antonio Cervantes) pero de todas maneras marcó la historia del deporte colombiano

Rosas formó parte de los seis competidores de la delegación que representó al país en los primeros Juegos Olímpicos que se realizaron, tras la Segunda Guerra Mundial, en la reconstruida Londres (Inglaterra) de 1948.

"De esas olimpiadas guardo dos tesoros: la medalla que acredita mi participación y los spikes (zapatillas de atletismo) que eran lo último en tecnología deportiva para la época", decía. 

Este bogotano de 85 años se inició en las competencias atléticas en 1945, como hobby, en la pista de estadio el Campín. Al año siguiente, Rosas ascendió de categoría; en 1947 se le nombró como el mejor atleta de Cundinamarca, y fue seleccionado en 1948 para participar en los Juegos Bolivarianos de Lima (Perú); allí se destacó obteniendo el segundo puesto en los 400 metros con vallas y el tercero en 400 metros planos por lo que se lo llevaron a los Olímpicos. 

Para llegar a Londres se demoró tres días. "Volamos de Bogotá a Cartagena y luego a Martinica. De allí volamos hasta África y luego tomamos otro vuelo hasta Marsella (Francia); después viajamos en tren hasta Paris para finalmente volar hasta Londres".

El capitán Rosas encontró a la capital inglesa recién recuperada de los devastadores bombardeos nazis. "Aunque estaba en verano no hacia mucho calor y lloviznaba mucho -aseguró Rosas- se veían los rastros de lo que fue la guerra porque esa ciudad fue la que más bombardearon. Aún había edificaciones destruidas".

En la capital inglesa se unió a los entrenamientos con el resto de atletas del mundo en el estadio de Wembley. "Allá nos asignaron un entrenador aunque nunca lo habíamos tenido en Colombia porque aprendíamos de los libros y las revistas deportivas. José Domingo 'el perro' Sánchez; le decían así porque dizque corría más rápido que los perros", narró el veterano atleta.

A Rosas no lo dejó de sorprender el trabajo que hacían con los grandes atletas del mundo. "Nos quedábamos con la boca abierta viendo atletas como Arthur Wint, que se ganó la medalla de oro; a Herb McKenley, que ganó la de plata -ambos de Jamaica, desde entonces ya eran reyes en el atletismo-, y a Mal Whitfield, el gringo que ganó la de bronce".

Y aunque no clasificó a las competencias finales, el equipo colombiano, disfrutó del resto de justas deportivas. "En esa época -señaló Rosas- era gratis, no como ahora que para ver los juegos la entrada cuesta millones".

Rosas regresó a Colombia, comenzó sus estudios en aviación y abandonó el atletismo. "Tal vez hubiera llegado más lejos, pero ese no era mi sueño, yo quería ser piloto y lo logré, pero esa es otra historia", concluyó.

José David Rodríguez Ribero
REDACCIÓN EL TIEMPO ZONA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.