'Richard I', una obra fuera de lo común y sin mensaje

'Richard I', una obra fuera de lo común y sin mensaje

Se presenta en el R101 la disparatada historia de un simio que le hace terapia a una familia.

notitle
12 de junio 2012 , 05:59 p.m.

Cada vez con más frecuencia, muchas familias del mundo recurren a simios entrenados en la Nasa para ayudar a niños con problemas cognitivos. Richard es el simio que le correspondió a Pote, un niño- grande y con el que su familia, después de intentarlo todo, espera sacarlo del universo en que vive. Sin embargo, las intenciones del animal son otras y desencadenarán una serie de situaciones absurdas en el seno de una familia con problemas convencionales.

Es la historia de  Richard I, instructivo para una familia feliz , la obra del Atletic Teatro Club que se presenta en la sala del R101. Dirigida por Rashed Estefenn, contó con la dramaturgia de Santiago Merchán ( autor y director de   El conejo más estúpido de este siglo ) y Felipe Botero, actor de  El feo   y autor    de  El ausente,  así como las actuaciones de Yulieth Sánchez, Juan Pablo Acosta y Adrián Tovar.

Ninguno partió de una idea o un tema específico. La historia de Richard salió de casi un año y medio de improvisación con los actores del Atletic, una liga de entrenamiento teatral, que trabaja sobre un concepto de creación grupal a partir de improvisaciones.

El proceso de creación

Entre todos eligieron dos de las improvisaciones que más los impactaron: la de un simio que se 'tomaba' una casa; y la de un niño sin memoria que cada día despertaba en el cumpleaños de su madre, y a partir de ellas escribieron el texto.

"Fue hecho literalmente en frente de los actores, como una especie de cadáver exquisito. Es una de las cosas más extrañas y locas que he escrito", explicó Botero.

"Yo creo en el teatro que se aleja del mensaje y en no casarnos con un sentido", dice Estefenn, sobre su primera obra como director, después de ser asistente de Nicolás Montero. 

Y es que la historia de Richard, cuyos personajes parecen comunes (un papá trabajador, una madre ama de casa y un niño con problemas de aprendizaje) revela de fondo la historia de una familia disfuncional que sale a flote con la llegada del simio.

"Esa idea que nos vendieron desde los 50 de la familia Avena Quaker ha ido desapareciendo y hoy la tendencia es la familia disfuncional, de eso queríamos hablar. Esta familia cree que cura a su hijo pero intenta curarse a sí misma y el remedio le sale más caro que la enfermedad", afirma Botero. Lo dice porque, en paralelo con la historia familiar, está la venganza de Richard, un simio egocéntrico que asegura que él estuvo primero que Dios y plantea la pregunta sobre la "bestialización de la humanidad". 

"El simio representa también a esos personajes que cada tanto llegan a los países ofreciendo cambiar el mundo, mientras les lavan el cerebro. Es un dictador fracasado", concluye Botero.

REDACCIÓN CULTURA Y ENTRETENIMIENTO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.