Roller Derby, una pasión sobre cuatro ruedas

Roller Derby, una pasión sobre cuatro ruedas

Este fin de semana se realiza el torneo nacional de este deporte.

notitle
08 de junio 2012 , 09:58 p.m.

A la pista de patinaje, ubicada en el Parque Nacional, las integrantes de Rock and Roller Queens llegan sin importar el frío o la lluvia. Su misión de todos los días al caer la tarde es entrenar Roller Derby, un deporte femenino urbano que se impone en Bogotá desde el 2009.

La historia de estas mujeres que se la juegan toda en Bogotá, sobre una pista ovalada a la que recorren con patines de cuatro ruedas, comenzó inspirada en la película Whip It Rollers Girls protagonizada por la famosa actriz Ellen Page.

Narra la vida de una joven que desafía los deseos de una madre, obsesionada con los reinados de belleza, que se mete de lleno a este deporte (Roller Derby) como símbolo de rebeldía.

Eso y una comunicación que fue creciendo como bola de nieve a través de Internet hicieron que en Bogotá ya existan tres equipos de mujeres. En total, hay ocho en el país.

Estas deportistas han sido estigmatizadas como rudas, pero lo que se ve sobre la pista son historias de 'guerreras', muchas mamás de hasta tres hijos, que decidieron salir de la cotidianidad dedicándole su vida a un deporte que como todos, tiene reglas que hay que cumplir y que siguen sin perder su feminidad.

Así lo cuenta Paola Moreno, profesional en biología, quien explica que el deporte se juega entre equipos de cinco integrantes, de las cuales solo una puede anotar mientras el resto maniobra para abrir campo y retener a la anotadora contraria. Más que fuerza, se trata de estrategia.

Su trabajo las ha llevado a golpear puertas para que las ayuden a institucionalizar esta disciplina. Hasta ahora, el salvavidas lo han recibido del programa de Deportes Urbanos y Nuevas Tendencias (Dunt) del IDRD, que a su vez apoyó la realización del primer Torneo Nacional de Roller Derby, con la presencia de ocho equipos y 150 jugadoras provenientes de todo el país, que se llevará a cabo este fin de semana festivo en el coliseo del parque El Salitre.

Además de su afición, las une una especie de hermandad. "Aquí somos una familia. Nos ayudamos, nos escuchamos", dijo Natalia Melo, madre de tres niños.

De hecho, algunas han llegado en periodos difíciles de su vida y han logrado salir adelante. "Resulté aquí luego de un proceso difícil de separación, pero este deporte me devolvió la energía para vivir", dijo Katy Falla, otra de las jugadoras.

Para otras, en cambio, el deporte las ha sacado de actividades que no las llenaban. "Yo dejé mucho la rumba y el trago, que era el plan de todos los fines de semana. Creo que estos deportes urbanos sí puede ser una opción positiva para muchas jóvenes", dijo Érika Cortés, de 22 años.

Estas mujeres han conseguido, a punto de trabajo y entrenamiento, todo el reconocimiento que hoy tienen. Solo se quejan de la inseguridad del Parque Nacional. "Nos han robado patines. Casi que nos toca llegar en grupos a jugar", dijo Natalia Vergara.

El equipo busca que alguna instancia les ayude con un escenario de puerta cerrada para entrenar. "Podemos llegar muy lejos. Solo necesitamos un empujón, y lo mínimo es un lugar cómodo para nuestros entrenamientos", dijo Natalia.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.