Marchas, otro golpe a la movilidad en Bogotá

Marchas, otro golpe a la movilidad en Bogotá

Los expertos y el comercio hablan del impacto de los recorridos. Son ocho al mes.

notitle
07 de junio 2012 , 08:53 p.m.
En lo que va corrido del año, en promedio, según las cifras de la Secretaría de Gobierno, las calles de Bogotá son el epicentro de unas ocho marchas al mes, la mayoría en el centro y con un punto de destino en común: la plaza de Bolívar. (Lea: Unas 15.000 personas marcharon para reclamar mejor servicio de salud)

Hasta mayo, sin contar con la manifestación de este jueves en defensa de la salud y las espontáneas, que no tienen permiso, se autorizaron 40 recorridos por parte del Distrito. Cada uno es distinto: marchan los estudiantes, los indígenas, los defensores de animales, las víctimas del conflicto armado, los simpatizantes de alguna causa política, etc.

Pero hoy, más allá del legítimo derecho a la protesta pacífica, los expertos y los gremios dicen estar preocupados porque estas concentraciones están impactando gravemente la movilidad y la economía de Bogotá. Y más en medio de la difícil coyuntura por la que atraviesa la capital: déficit de vías, obras en distintos frentes (troncales de la calle 26 y la carrera 10a.) y aumento del parque automotor.

Alexandra Rodríguez, coordinadora del programa 'Bogotá, como vamos', advierte que las marchas se están convirtiendo en verdaderos problemas para la difícil movilidad bogotana. "Se realizan sobre las troncales, aprovechadas por unas pocas personas para bloquear TrasMilenio, una de las estructuras más vulnerables de la ciudad".

Juan Fernando Peterson, exdirector del Observatorio de Movilidad de la Cámara de Comercio, habla de un "claro conflicto de intereses".

"Está el interés legítimo del derecho a la asociación y a la protesta pacifica y, por otro lado, está el derecho a la movilidad y al libre tránsito en la ciudad. Este conflicto es muy difícil de resolver porque ambos derechos son protegidos constitucionalmente", anota Peterson.

A su juicio, "lo que debe hacerse para mitigar ese impacto fuerte en el tráfico es que las marchas, las protestas y las movilizaciones se logren coordinar con tiempo y con el apoyo de las autoridades para que las vías que van a estar ocupadas cuenten con planes de tráfico para manejar ese impacto temporal". Precisamente, conductores consultados advierten la escasa presencia de la Policía de Tránsito durante las manifestaciones para orientar sobre los desvíos.

Los destrozos al comercio

Además de la movilidad, el comercio también resulta perjudicado durante ciertas manifestaciones.

El director ejecutivo de Fenalco Bogotá, Juan Esteban Orrego, asegura que, algunas veces, las marchas "terminan en desorden, motines y en hechos caóticos en los que terminan perjudicados los comerciantes, porque les destruyen los establecimientos. Inclusive, a veces se presentan saqueos".

Según Orrego, es legal que la gente se manifieste por alguna causa, "pero es ilegal cuando deciden cometer actos vandálicos".

Es el caso de la administradora de Café Ciudad, en la carrera 7a. con 19. "Si no cerramos, nos exponemos a que nos rompan los vidrios o nos saqueen los negocios", relató.

REDACCIÓN BOGOTÁ

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.