Las cámaras de comercio / Opinión

Las cámaras de comercio / Opinión

La forma como funcionan se presta para malos manejos y corrupción.

06 de junio 2012 , 07:42 p.m.

Estas 57 entidades privadas ejercen funciones públicas para llevar a cabo los Registros Mercantil y Único de proponentes (RUP), resolver conflictos entre comerciantes, y de éstos con entidades estatales y en el marco del sistema de contratación nacional.

Para este quehacer, el Estado las autoriza a captar recursos públicos, los cuales manejan de acuerdo a políticas que tracen sus Juntas Directivas. Por eso se hace atractivo ser miembro de las Juntas, en las que, con su presupuesto, se maneja la contratación de obras y servicios, además asigna el presupuesto de funcionamiento para el manejo de la planta de personal, contratistas y estudios. Más aún, es en las cámaras de comercio donde se define quién(es) puede(n) o no contratar con entidades públicas.

Por la complejidad de intereses que manejan es que la clase política, contratistas y funcionarios interfieren en las elecciones que hoy se llevan a cabo, en las cuales se ha denunciado la alteración del número de votantes; irregularidades en la inscripción, aparición de dineros oscuros en campañas a fin de capturar el mayor número de miembros de Juntas Directivas.

Así, vale la pena preguntarse ¿las cámaras de comercio son un escenario para fortalecer la corrupción?


LUIS ÉDGAR CRUZ
Mcs en Administración Pública
luis.cruz@unimilitar.edu.co

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.