Rescate económico, el gran dilema de España

Rescate económico, el gran dilema de España

Madrid quiere evitar humillación de plan de ayuda por pérdida de soberanía.

notitle
03 de junio 2012 , 12:03 a.m.

España no quiere un rescate económico europeo al que parece abocada. No es claro si para evitarse la humillación, o porque cualquiera de los escenarios parece catastrófico.

El riesgo país español ronda los 548 puntos. Eso significa que debe ofrecer tasas superiores al 6,5 por ciento para colocar bonos a 10 años. Alemania los pone por menos de 1,2.

Madrid debe reducir el déficit público del 8,9 al 3 por ciento en dos años, un ajuste de unos 60.000 millones de euros del que no hay precedentes en la historia económica moderna. El desempleo roza el 25 por ciento de la población activa, seis millones de personas.

A toda esta catástrofe se une un sistema bancario cargado de activos tóxicos del reventón de la burbuja inmobiliaria y que se sostiene gracias a la financiación del Banco Central Europeo (BCE). Por aquí vendría el rescate, porque España no tiene los entre 50.000 y 100.000 millones de euros que necesitaría para recapitalizar la banca.

Europa, ante la gravedad de su cuarta economía, empuja a Madrid a pedir el rescate. El gobierno de Mariano Rajoy quiere ayuda, pero pretende que sea financiación directa del fondo de rescates europeo a los bancos. Eso haría que los bancos fueran responsables de devolver ese dinero y no el Gobierno, por lo que las condiciones del préstamo serían impuestas al sector financiero. Madrid evitaría así la intervención de la troika (BCE, FMI y Comisión Europea) y la humillación y pérdida de soberanía que esto conlleva.

Las instituciones europeas apoyan la idea, pero esa solución no parece posible porque el MES (el fondo de rescates, que entra en vigor en julio) no contempla ayudas directas a la banca sin pasar por los gobiernos. Además, Alemania, en plan de institutriz severa, rechaza la idea.

Al filo del abismo, las instituciones europeas -y el FMI, según publicó The Wall Street Journal- ya estarían preparándose para el rescate. Sería al estilo irlandés, dedicado a sostener a la banca, pero con el gobierno como garante final y condicionado a otra durísima ronda de ajustes. Madrid sufriría la humillación que ya tuvieron que soportar Atenas, Dublín y Lisboa.

El banco estadounidense JP Morgan calculaba que en ese caso, la Eurozona y el FMI deberían movilizar 350.000 millones de euros en tres años. La capacidad total de préstamo del MES es de 500.000 millones. España y un más que probable segundo rescate a Portugal lo dejarían seco.

Fuentes de la Comisión Europea explicaron a EL TIEMPO que, aunque conlleve muchos riesgos, lo mejor es pedir ya un rescate porque alargar plazos agrava la situación.

Un analista de un banco de inversión londinense afirmó: "Repetir que no hace falta un rescate -como hace Madrid día tras día- es como decirles a los mercados que la gestión de la crisis seguirá siendo igual de caótica. No es más que negar la realidad".

IDAFE MARTÍN PÉREZ
Para EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.