'Corte discrimina a una niña por tener dos mamás': pareja de lesbianas

'Corte discrimina a una niña por tener dos mamás': pareja de lesbianas

No han conseguido en tres años lo que estadounidense gay consiguió en seis meses: adoptar.

notitle
26 de mayo 2012 , 10:21 p.m.

Esta historia se podría resumir así: Ana y Verónica, destacadas profesionales antioqueñas, se conocen desde los 10 años. Hoy ambas bordean los 40. En el 2004, en unas vacaciones en Europa, se enamoraron y decidieron conformar un hogar, tener hijos y criarlos juntas.

Entonces, a finales del 2005, se casaron en Alemania, donde el matrimonio está permitido para las parejas del mismo sexo. Ellas accedieron a ese derecho gracias a que Ana es de ascendencia alemana. Dos años después, al llegar a Colombia, formalizaron su unión marital de hecho en una notaría.

Ana, la más emocionada con la idea de la maternidad, logró ser madre de una niña tras someterse a un proceso de inseminación artificial. Hasta ahí todo iba bien.

Los problemas empezaron, según ellas, el día en que fueron a registrar a la pequeña. Entonces solo les permitieron que la niña tuviera los apellidos de Ana, la madre biológica. Así fuera su hija en la cotidianidad, y la niña la viera como otra mamá, Verónica no tenía entonces ningún derecho o deber sobre la niña, al menos no ante los ojos de las leyes colombianas.

Entonces, las mujeres acudieron a la figura de adopción consentida, que contempla que el cónyuge adopte el hijo del otro. "La norma no estipula que el adoptante, en estos casos, deba ser del sexo opuesto, así que vimos un papayazo", comenta Verónica.

Pero si los planes de la pareja funcionaban en la teoría, otra cosa sucedió en la práctica. El Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) les negó la solicitud.

Y lo que vino de ahí en adelante ha sido toda una batalla jurídica que hoy está en manos de la Corte Constitucional; el par de mujeres ya lleva tres años en esa lucha, tiempo en el que Ana volvió a quedar embarazada de la misma forma y con las mismas esperanzas de que su pareja se convierta, legalmente, en la otra mamá.

"Cuando la niña -hoy de 4 años- me pregunta por qué tiene dos mamás, yo le respondo que Ana y yo nos queremos mucho y que quisimos tener hijos para quererlos mucho también", cuenta Verónica. Y agrega: "Así como hay niños de padres separados, que viven solo con la mamá o con el papá, o con la abuela o con una tía, yo le explico a la niña que a ella y a su hermano -de dos años- les correspondió nacer y crecer en un hogar con dos mamás. Le explico cómo son de diversas las familias colombianas", sentencia la mujer.

Luego interviene Ana. "La niña le dice a Verónica mami. A mí me dice mamá. Ellos no se confunden ni tienen problemas con los supuestos roles materno y paterno. Uno crece en la realidad en la que le toca crecer; a uno no le falta lo que no conoce", sigue.

Verónica, una antioqueña enérgica de voz recia, está convencida de que los niños que ella y su pareja decidieron traer a este mundo están creciendo con mucho amor y cuidado, y sin trauma alguno.

"El nuestro es un hogar normal, armonioso; los niños van al colegio, donde ya saben que tienen dos mamás y no pasa nada; salimos de paseo y tratamos de ser felices", asegura Verónica.

Este caso, que empezó en el ICBF y pasó por el Tribunal de Antioquia, llegó a la Corte Constitucional hace dos años. Con cierta regularidad, el tema es planteado en la agenda de la entidad judicial. La última vez fue el jueves pasado, pero no entró a discusión.

"Los magistrados no deciden nada y cada día que pasa se le siguen vulnerando los derechos a la niña. Lo que busco, al adoptarla, es brindarle toda la protección que un buen padre debe darle a un hijo", dice Verónica al enunciar sus razones:

"Si Ana se queda sin trabajo, yo no podría afiliarla a la seguridad social. Yo trabajo en una universidad pública y la niña podría recibir beneficios, pero no puede. Si llego a morir, no le puedo heredar", concluye.

Pero lo que más le preocupa es el supuesto de que su pareja, algún día, no esté. "Si Ana se muere, los niños quedarían con algún familiar o, lo peor, podrían terminar en una fundación de huérfanos del Bienestar Familiar. Yo no podría hacer nada para quedarme con ellos, siendo su otra mamá", suelta con angustia. Verónica, académica y doctora en geofísica, atribuye la indecisión de la Corte a prejuicios morales, presiones de la Iglesia y de los sectores más conservadores.

"No entendemos este país. La Corte Constitucional ya considera a las parejas del mismo sexo como familia, y se sancionó una ley antidiscriminación en noviembre del 2011. Y nada de eso se cumple", se queja al insistir que, pese a esto, el debate principal debe ser la garantía de los derechos de la niña. "Deberían fijarse mejor en tantos hogares heterosexuales disfuncionales, donde los niños sufren maltrato y abuso", reflexiona.

Corte: 'Un poco insultante'

Tanto Verónica como Ana aplauden que la Corte Constitucional haya ratificado la adopción de dos niños colombianos al periodista estadounidense Chandler Burr, a quien el ICBF le frenó la entrega de estos dos hermanos tras enterarse de que el comunicador era homosexual. Aunque los niños ya están con él desde hace varios meses, en Estados Unidos, hasta esta semana la Corte se pronunció a su favor. "Esto es un avance, pues demuestra que la homosexualidad no tiene nada que ver con la idoneidad de los padres", opina Verónica.

Sin embargo, no entiende cómo el caso de Burr fue resuelto en menos de cinco meses y el de ellas lleva tres años sin ninguna salida a la vista. "Me parece un poco insultante que resuelvan más rápido el caso de un extranjero que el de una niña colombiana. En el caso de Burr, el tema era su derecho a ser adoptante; en nuestro caso, es una niña a la que se le quiere dar más protección", agrega la mujer.

JOSÉ ALBERTO MOJICA PATIÑO
Redactor de EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.