Secciones
Síguenos en:
Londoño se mantiene como guardián del uribismo

Londoño se mantiene como guardián del uribismo

De familia de oradores y secuestrados, es uno de los grandes aliados de Álvaro Uribe.

notitle
Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
19 de mayo 2012 , 07:59 p. m.

"El que se arrodilla para conseguir la paz se queda con la humillación y con la guerra".

Con esa frase, de Winston Churchill, el abogado Fernando Londoño Hoyos selló hace 13 años su alianza con Álvaro Uribe y cambió el curso de su vida. (Lea también: Un celular, pista clave sobre atentado contra Fernando Londoño).

La pronunció el 29 de abril de 1999 en el homenaje de desagravio a los generales Rito Alejo del Río y Fernando Millán -retirados del Ejército por presuntos nexos con las autodefensas-, donde él y Uribe fueron oradores centrales y, desde entonces, aliados de una causa política basada en la autoridad y la seguridad.

Hasta ese momento, Londoño se había destacado como abogado litigante de políticos como el expresidente del Senado Luis Guillermo Ángel y el exministro de Defensa Fernando Botero. De hecho, fue con el Proceso 8.000 que cobró notoriedad nacional: además de defender a Botero, se tornó en un implacable crítico del gobierno Samper. Luego hizo lo mismo con Pastrana, por sus concesiones a las Farc en el Caguán.

En el 2002, durante el primer mandato de Uribe, aceptó la cartera del Interior y de Justicia y manejó la 'aplanadora' uribista en el Congreso. Conservador puro y contestatario permanente, allí brilló por su oratoria, heredada de su padre, el excanciller Fernando Londoño, uno de los primeros secuestrados del país.

Conmoción interior

Hernán Londoño, tío del ex-ministro, también fue plagiado y finalmente asesinado por el Epl. Un destino similar al del padre de Álvaro Uribe.

Esas coincidencias de vida se volvieron, a partir del 2002, políticas públicas de seguridad. Londoño fue quien gestó el decreto de estado de conmoción interior con el que arrancó la llamada Política de Seguridad Democrática. Desde ese entonces, es visto por las Farc como un objetivo militar. También apoyó el referendo, estructuró el estatuto antiterrorista y se erigió como defensor a ultranza del uribismo, en ocasiones con salidas verbales que su jefe desautorizó.

Pero nunca bajó el tono ni la cabeza. Ni siquiera cuando estuvo en el centro del escándalo por haberse apropiado en forma irregular de acciones de la firma Invercolsa y favorecer al consorcio Recchi, caso por el que fue inhabilitado 15 años.

Tras la sanción, Londoño saltó al periodismo y pasó a ser uno de los principales defensores en los medios del ideario de Uribe, con quien lo siguen uniendo las posturas conservadoras y, ahora, haber sobrevivido a un ataque con explosivos.

Desde su columna en EL TIEMPO y su programa radial, La hora de la verdad, Londoño ha cuestionado el Marco para la Paz, la Ley de Víctimas, la restitución de tierras y la posibilidad de negociar con la guerrilla. "Estamos perdiendo la patria", resumió esta semana desde la clínica, de donde salió el viernes para tratar de retomar su rol de guardián del uribismo.

'Agradecido con Colombia. Siempre adelante', escribió desde su casa

A su hogar regresó Fernando Londoño, tras haber sido dado de alta de la Clínica del Country. Su hija Tatiana hizo circular una foto de él, en su hogar, al lado de su perro. "Arrodillado ante Dios, con la responsabilidad de haber recibido una segunda oportunidad de vida. Endeudado con el sacrificio de mis muchachos. Agradecido con Colombia. Siempre adelante", escribió el exministro, que ayer vio fútbol, comió fríjoles, descansó con su familia y oró por las almas de sus hombres.

El presidente Santos se mostró complacido con su mejoría: "Nos alegra mucho que le hayan dado de alta. Lo queremos allá nuevamente, en los micrófonos, combatiendo, así le dé madera al Gobierno. Eso no importa, es parte de nuestra democracia".

Hay tres hipótesis, pero ningún indicio concreto

El presidente Santos reiteró ayer que aún no hay indicios sobre la autoría del atentado. "No descartamos ninguna hipótesis, pero a estas alturas sería irresponsable comenzar a asignar culpas", dijo durante uno de sus Acuerdos para la Prosperidad, en Caldas (Antioquia).

1. Las Farc

La posición radical del exministro de combatir a las Farc lo convirtió en objetivo militar. En varios computadores incautados a la guerrilla las autoridades han hallado planes concretos para atentar contra él.

2. Extrema derecha

El objetivo sería enrarecer el ambiente en un momento en que se percibe disposición a una solución negociada del conflicto. Un acto terrorista contra un enemigo de las Farc dejaría en una situación incómoda a quienes defienden la voluntad de paz de los insurgentes.

3. Farc-Bacrim

La alianza entre la guerrilla y los 'Rastrojos' y 'Urabeños' para atacar al Gobierno no es nueva. En Nariño y el Catatumbo han unido fuerzas para repeler la lucha antidrogas de la Fuerza Pública.

UNIDAD INVESTIGATIVA
u.investigativa@eltiempo.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.