Secciones
Síguenos en:
Condenan a dos uniformados por falsos positivos

Condenan a dos uniformados por falsos positivos

Juez los condenó por el asesinato de dos jóvenes en Chita en el 2004.

notitle
Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
17 de mayo 2012 , 10:21 p. m.

Cuarenta años de prisión deberán pagar un suboficial y un soldado del Ejército por el asesinato de dos jóvenes entre junio y julio del 2004; hechos por los cuales un oficial ya fue sentenciado.

La condena, proferida por el Juez Penal del Circuito Especializado de Santa Rosa de Viterbo, es la más alta que se produce en Boyacá con el antiguo Código de Procedimiento Penal (Ley 600 del 2000) y cobija al cabo Dagoberto Alfonso Bustamante Mendoza y al soldado Mauricio Espinel Alarcón, prófugo de la justicia y con orden de captura vigente.

La primera víctima fue Lisandro Ojeda Hormaza, un joven de 17 años, quien el 22 de junio de 2004 salió de su casa en la vereda Monserrate de Chita, hacia a unos potreros propiedad de su familia.

"Por el camino se encontró con miembros del Ejército Nacional, uniformados que bajaban a reprimir la presencia de las Farc, grupo armado que se hospedaba en la casa de los padres del joven", dice el fallo.

Según el documento los militares lo retuvieron, lo condujeron hasta la vivienda y cerca a ella fue uniformado con vestido camuflado y luego asesinado con cuatro disparos de arma de fuego, haciéndolo pasar como un guerrillero muerto en combate, para lo cual también adujeron que la víctima tenía en su poder un fusil.

"En la residencia los militares sustrajeron $180 mil; también sustrajeron documentos personales, documentos privados de los moradores, incineraron unas colchonetas y otros enseres domésticos, causando daños a la vivienda con disparos de sus armas", señala la sentencia.

La otra víctima fue Jhon Fredy Niño Carreño, quien el 17 de julio de 2004, en horas de la noche, fue retenido en el casco urbano de Chita y llevado a la Estación de Policía donde permaneció hasta los primeros minutos del día siguiente cuando fue dejado libre.

"Luego, miembros del Ejército lo introdujeron en un vehículo prestado por la alcaldía, llevado por la vía que conduce a la vereda la Cortadera de ese municipio, en cuyo recorrido fue obligado a descender, indicándole que se alejara, momento en el cual le fueron propinados varios disparos de arma de fuego.

Posteriormente lo mostraron como un combatiente abatido en el fragor de un choque armado", dice el fallo.

REDACCIÓN BOYACÁ 7 DÍAS.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.