Polémica por daños en un hotel de la 26

Polémica por daños en un hotel de la 26

Corporación Nuevo Arco Iris, dueña del inmueble, choca con IDU por impacto de obras de TransMilenio.

notitle
15 de mayo 2012 , 10:11 p. m.

La Corporación Nuevo Arco Iris, propietaria del hotel Santa Mónica, y el Instituto de Desarrollo Urbano (IDU) afrontan un pleito por cuenta de los daños que, presuntamente, sufrió el inmueble por las obras de TransMilenio en la 26.

Mientras Nuevo Arco Iris señala que el hotel sufrió graves daños estructurales debido a los trabajos en la troncal -y sus puertas tuvieron que ser cerradas al público hace 22 meses-, el IDU manifiesta que no hay prueba de ello y que las fisuras en el edificio venían desde antes de la obra. Por eso, la entidad no ha accedido a las peticiones de los propietarios del inmueble, localizado en la 26 con carrera 3a., en el centro de Bogotá.

León Valencia, presidente de Nuevo Arco Iris, pide que el IDU compre el inmueble (avaluado catastralmente en 1.900 millones de pesos) o, en su defecto, realice las reparaciones de los daños causados. Las obras de la 26 en ese punto están a cargo de Confase.

Valencia recuerda que, el 21 de junio del 2010, un estudio geológico y geotérmico contratado por Confase con Julio Fierro Morales concluyó que el suelo era inestable y, por tal razón, el hotel Santa Mónica debía ser trasladado a otro lugar. De hecho, hacia mayo de ese año se reportó un deslizamiento de tierra muy cerca del Santa Mónica, según Nuevo Arco Iris.

Así mismo, Valencia dice que un informe del IDU, del 5 de septiembre del 2010, calificó de "válido" que el hotel cerrara, debido al impacto de las obras. Igualmente, sostiene que, bajo la dirección de Néstor Eugenio Ramírez, se acordó un cronograma para la compra del predio, "teniendo en cuenta toda la argumentación jurídica del caso".

Aunque no ha calculado las pérdidas por el cierre del hotel, Valencia sostiene que, mensualmente, el Santa Mónica dejaba utilidades de 20 millones de pesos, que contribuían al sostenimiento de Arco Iris.

El IDU tiene otra versión

Pese a esto, el IDU señala que no está documentado el compromiso adquirido en el pasado con los propietarios del hotel Santa Mónica.

María Margarita Arbeláez, subdirectora general jurídica del IDU, manifestó que la Ley 388 de 1997 estipula que la entidad puede pagar una compensación si el inmueble resulta afectado por cuenta de los trabajos. "En el caso del hotel Santa Mónica, no hemos encontrado que esto haya sucedido", sostuvo.

Frente al lucro cesante, la funcionaria del IDU dijo: "No podemos reconocerlo porque no está demostrado el nexo entre la obra que se desarrolla y los posibles daños que ellos alegan. Si el hotel fue cerrado, en ningún momento el IDU tuvo conocimiento de ello".

Ahora, ante la falta de conciliación, lo más seguro es que este pleito termine en los tribunales.

REDACCIÓN BOGOTÁ

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.