Llamados de atención y ministros de Hacienda

Llamados de atención y ministros de Hacienda

04 de mayo 2012 , 08:51 p.m.

La semana pasada estuvo en Bogotá el director para el hemisferio occidental del Fondo Monetario Internacional, el exministro chileno Nicolás Eyzaguirre. EL TIEMPO lo entrevistó y sus declaraciones -que no deberían pasar inadvertidas- fueron un llamado de atención a las autoridades. Manifestó que la región atraviesa por un buen momento económico, pero que, a mediano plazo, los riesgos que vienen de adentro de los países son más graves que los que vienen de afuera.

La bonanza externa no es permanente y los países son muy vulnerables cuando dependen de los altos precios internacionales de las materias primas. Al Fondo lo preocupa "que el desenvolvimiento chino llegue a un problema de ablandamiento por sobreinversión". Eso, afirmó Eyzaguirre, "nos va a pegar duro.

Mucho más que Europa. Los problemas más fuertes pueden surgir a mediano plazo por políticas internas". ('Colombia debe bajar su ritmo: FMI', EL TIEMPO, 26 de abril del 2012, p. 10).

La economía colombiana está creciendo a un buen ritmo, movida, fundamentalmente, por el consumo de los hogares y por la inversión. El crédito de consumo continúa expandiéndose a un ritmo alto. Eso es positivo mientras la calidad de la cartera bancaria no se deteriore. En estas circunstancias, lo que el Gobierno no puede hacer, de manera simultánea, es gastar desmedidamente. Es una tentación que debe resistir.

Leí que el nuevo Ministro de Vivienda dijo que, como el problema fiscal estaba resuelto, ahora sí se podían hacer las 100.000 casas que anualmente se entregarán gratis. Es cierto que la proyección del déficit del gobierno central para este año es favorable (2,8 por ciento del PIB). Pero es crucial, como lo sugirió el mismo Eyzaguirre, que exista un sentido de prioridades y que el gasto no se desborde. Además, ¿no sería prudente ahorrar para cuando termine la bonanza?

* * * *

Casualmente, la presentación del informe del Fondo en Bogotá
coincidió con el lanzamiento del libro de Miguel Urrutia y Jorge Llano, Los actores en la crisis económica de fin de siglo (Ediciones Uniandes, marzo del 2012). Un documento clave para entender la crisis económica de 1998-2002, la peor del siglo XX, que tuvo una secuela de desempleo e incremento de la pobreza sin precedente en Colombia.

Urrutia y Llano muestran la manera en la cual la brecha entre los ingresos y los egresos del gobierno central comenzó a ampliarse a mediados de los años 90, fenómeno que preocupó al Banco de la República, por lo cual, este último, en sus informes al Congreso, alertó desde 1996 sobre los peligros del déficit, financiados, además, con deuda pública, por el aumento de la vulnerabilidad de la economía ante cualquier choque externo.

Los ministros de Hacienda de estos años no atendieron el llamado del banco, aunque el ministro Guillermo Perry fue consciente del aumento excesivo del gasto público. Y la bomba de tiempo estalló en 1998, al presentarse una combinación de tres crisis: la internacional, la financiera y la fiscal.

Las medidas que se habían adoptado hasta ese momento fueron insuficientes; solamente hasta la expedición de reformas de naturaleza estructural en el 2000 y el 2001 no se redujo la tendencia creciente del gasto.

Anecdóticamente, Miguel Urrutia cuenta en el libro que la falta de atención de los ministros de Hacienda ante los llamados de los bancos centrales no es un fenómeno exclusivo de Colombia. En todas partes del mundo, estos deben enfrentar las presiones políticas que provienen de sus propios jefes.

La lección es clara: para que no se repita la historia hay necesidad de escuchar a los banqueros centrales y hacer frente a las presiones para aumentar el gasto público.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.