Luis Amigó investiga fenómeno de barras bravas en fútbol

Luis Amigó investiga fenómeno de barras bravas en fútbol

Funlam realiza estudio que pretende explicar y proponer soluciones al problema de hinchas violentos.

notitle
30 de abril 2012 , 08:51 a.m.

El consumo de drogas y alcohol, la violencia y la correspondencia entre ambas, son asociaciones que usualmente se hacen alrededor de las barras de equipos de fútbol en las conversaciones informales y en los medios de comunicación. 

Sin embargo, yendo a la evidencia, no hay nada que sustente con estudios formales estas presuntas realidades que, en todo caso, tienen algo de mito y algo de verdad. Según lo explica el profesor de la Fundación Universitaria Luis Amigó, Guillermo Alonso Castaño.

Él, junto con un grupo de investigadores, emprendieron desde febrero de este año un estudio que pretende determinar cifras de consumo de drogas entre dichas agrupaciones, la asociación entre estas y los hechos violentos, y hasta dónde las masas juegan con individuos que son tranquilos en su vida cotidiana. 

Usando esa información como insumo, los investigadores también pretenden proponer alternativas de solución a esta problemática que, eso sí, es innegable. Por eso la investigación tiene dos componentes.

Uno que a través de encuestas anónimas pretende dar cuenta de una muestra representativa de integrantes de las barras de fútbol y que arroje una realidad estadística sobre cuántos de ellos consumen drogas (que pueden ser legales o ilegales), si se involucran en acciones violentas y con qué frecuencia, entre otras.

Además, un equipo de investigadores está desde ese entonces asistiendo al estadio antes, durante y después de los partidos de los dos principales equipos de la ciudad con el fin de hacer una observación de cómo se mueven esos grupos sociales, que en Medellín se autodenominan 'combos'. 

"Para poder llegar a ellos tuvimos que buscar líderes de esas barras para que nos ayudaran como auxiliares de investigación, por más organizadas que estén ellos se reúnen una vez a la semana, luego a cada muchacho de estos le aplicamos un formulario anónimo y confidencial y posteriormente analizaremos sus estructuras síquicas para ver si son realmente violentos como individuos", explicó Castaño, quien lidera el estudio.

El equipo de investigadores espera tener los resultados de la primera fase en el mes de junio y, posteriormente, tratará de proponer soluciones a la problemática, las cuales serán presentadas alrededor del mes de septiembre, según cálculos del profesor Castaño.

"Es necesario ayudarle a la sociedad a comprender este fenómeno y darle pautas para prevenir la violencia al interior del fútbol, pero con argumentos (...) no podemos buscar soluciones sin saber cuáles son las causas", agregó el docente e investigador.

El trabajo es liderado por el grupo de investigación en Farmacodependencia de la Funlam, que se ha propuesto ampliar esta investigación a otras regiones del país como Bogotá, Cali y Barranquilla, donde se viven problemáticas similares. Para ello explican que están esperando el apoyo económico de Colciencias.   

Juan Diego Urrea U.
Para EL TIEMPO 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.