Editorial: Apretar sin ahogar

Editorial: Apretar sin ahogar

29 de abril 2012 , 07:37 p.m.

El cinturón es indispensable para que no se caigan los pantalones; pero, terciado en mal sitio y apretado más allá de lo aconsejable, puede ahorcar al usurario. Esta misma reflexión, aunque en lenguaje mucho más técnico, se está abriendo paso en una Europa que parece no avanzar ante las restrictivas medidas económicas que defiende el eje Alemania-Francia. Tras la crisis que estalló hace cuatro años y que llevó al abismo o al borde del abismo a Grecia, Irlanda, Portugal y España, se impuso un régimen de severa austeridad en el gasto.

Pero el cinturón apretado no produce los resultados que se esperaba, las cifras siguen siendo lamentables (el viernes se supo que España tiene ya más de 5,6 millones de desempleados: uno de cada cuatro en edad de trabajar) y el deterioro social es evidente. Lo peor es que la receta de la canciller alemana Ángela Merkel, la persona que más manda en Europa, consiste en dar al enfermo más de lo mismo. El pacto fiscal europeo -acaba de decir- es "innegociable".

Merkel cuenta con el apoyo de varios países que, como España, creen en su teoría, al menos de dientes para afuera. Pero no todos están de acuerdo. Las elecciones francesas permitieron que asomara de manera visible una corriente subterránea que pide que el puño de la Unión Europea apriete pero no ahogue.

François Hollande, el candidato socialista que ganó por escasa diferencia la primera ronda de los comicios galos, exigió durante su campaña un pacto nuevo, menos estricto y enfocado hacia la posibilidad de estimular la industria y detener la destrucción de la red de apoyos estatales a sectores menos favorecidos de la población, la víctima más inmediata y evidente de la política de austeridad a toda costa.

Hollande advirtió, además, sobre otros peligros: el populismo. Pensando seguramente en el sorprendente avance de la extrema derecha en su país, que consiguió casi un voto de cada cinco, dijo: "Si Europa no retoma la senda del crecimiento y la justicia social, los populismos avanzarán".

Roto el tabú por Hollande -lo que implica amenazar el eje francoalemán si vence en la ronda final del 6 de mayo-, otros se han atrevido a sumarse a la rebelión. El siguiente fue nada menos que el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, quien pidió un nuevo acuerdo continental para impulsar el crecimiento y evitar una nueva recesión que se cierne sobre Europa.

La oposición contra la "dieta Merkel" también se hace sentir en la calle. A imitación de los griegos, miles de portugueses aprovecharon el aniversario de la 'Revolución de los claveles', que derribó la mohosa dictadura de Antonio Oliveira Salazar hace 38 años, para pronunciarse contra los recortes presupuestales de su gobierno en el área social. "Se está destruyendo el Estado de bienestar que empezó a construirse en 1974", señala el expresidentes Mario Soares.

Uno de los tratadistas que más claramente han advertido los riesgos y fracasos de la austeridad extrema es el Premio Nobel de Economía Paul Krugman. En un artículo en The New York Times del viernes, Krugman habla de "la muerte de un cuento de hadas", al referirse al fracaso de la política de recortes. La acusa de que, en vez de restaurar la confianza en la economía, ha generado depresión y altas tasas de desempleo.

El problema es que no se ha elaborado un plan B para oponer a los males de la austeridad severa. Todo indica, sin embargo, que Europa tendrá que buscar un nuevo pacto. Un acuerdo que, sin soltarle las riendas al gasto, evite la destrucción total de los avances sociales logrados tras la Segunda Guerra Mundial y fomente la producción y la creatividad.

editorial@eltiempo.com.co

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.