Martín Fierro, parrillada familiar que va del campo a la ciudad

Martín Fierro, parrillada familiar que va del campo a la ciudad

Este restaurante, que nació en Cajicá, está ahora muy cerca de la Embajada de EE. UU., en Bogotá.

notitle
26 de abril 2012 , 07:37 p.m.

Martín Fierro nació en Cajicá (Cundinamarca), en 1985, y durante años fue sinónimo de parrilla argentina. El ambiente era campestre, visitarlo implicaba armar paseo y disfrutar, si no de cortes ya tradicionales entre los comensales bogotanos, de una parrillada familiar, su plato emblemático.

Después, Martín Fierro pasó una temporada en Chía (fue vecino de Andrés Carne de Res) y hace cerca de dos meses se estableció en Bogotá, en la zona de Corferias, sobre la avenida La Esperanza.

"Cuando empezamos, con un amigo argentino -dice el chileno Sergio Romo Díaz-, llamaba la atención el nombre, el hecho de ser parrilla argentina. Ahora, después de tantos años, hemos visto que el público colombiano tiene una exigencia cada vez mayor en materia de carne: ahora pide y sabe de términos y calidad".

Por lo mismo, tienen cortes de carnes maduradas, una característica que el comensal exige cada vez con más frecuencia. El lugar está pensado para recibir masivamente al público, no solo con comida, sino también con música en vivo en el almuerzo.

Entre semana está lleno, vecinos de los edificios cercanos han empezado a descubrirlo como una alternativa a la hora de almuerzo. Sin embargo, su estrategia con la parrillada argentina enfocada en el gusto colombiano está en conquistar a las familias los fines de semana.

En Martín Fierro continúa siendo estrella el plato de carnes servido sobre una hornilla que se pone en el centro de la mesa (entre 19.000 y 65.000 pesos, según tamaño).

Pero también hay novedades traídas por el parrillero argentino Aníbal Santelli: el chingolito (28.000 pesos), un jugoso corte tipo bife relleno de queso, jamón, cebolla y queso crema, con papa chip, especialidad recomendada para quienes buscan algo distinto al asado de tira, el churrasco, el  baby beef  y la punta de anca, que también están.

Otras propuestas nuevas son el róbalo sureño (filete al termidor y gratinado con arroz blanco y ensalada) y el salmón Martín Fierro (filete asado a la plancha).  "

La gente se apoya mucho en lo que conoce -dice Romo-, pero vamos introduciendo pequeños platos para que los vayan probando, y tenemos algunos acompañamientos colombianos, como yucas fritas, arepitas boyacenses y patacón con hogao".

Ahora, aunque Martín Fierro tiene oferta de desayunos a diario, también le apuesta a un  brunch  dominical de unas 60 opciones, entre huevos, caldos, calentados, papas y bebidas frías y calientes.

Esta semana, el lugar abrió el servicio de terraza café bar, a partir de las 4 p.m., para quienes quieran tomarse algo y probar su talento en el karaoke.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.