Se hace trizas el alto el fuego en Siria

Se hace trizas el alto el fuego en Siria

En el país persiste la violencia pese a la presencia de observadores internacionales.

26 de abril 2012 , 12:24 a.m.

Al menos una docena de personas murieron ayer en un bombardeo de las fuerzas del régimen sirio contra un barrio de la ciudad central de Hama, que causó además la destrucción de más de una veintena de viviendas, con lo que no queda rastro del alto el fuego pactado con la ONU.

La nueva masacre, denunciada por grupos opositores, se produce pese a la presencia en el país de los observadores de la ONU, desplegados para supervisar la aplicación del alto el fuego y el plan de paz gestionado por el enviado especial del citado organismo y la Liga Árabe, Kofi Annan.

Según las distintas fuentes consultadas, el balance de víctimas mortales oscila entre los 12 documentados por el Observatorio Sirio de Derechos Humanos y los 15 de los Comités de Coordinación Local (CCL), aunque otros grupos de activistas elevaron esa cifra a una treintena.

El barrio afectado, Mashaa al Tayar, está habitado en su mayoría por familias procedentes de la ciudad de Homs, que se vieron desplazadas por la represión del régimen contra esa localidad, uno de los principales feudos opositores. Videos divulgados a través de Internet por activistas de la oposición muestran viviendas totalmente destruidas y a decenas de personas que tratan de rescatar a las víctimas de entre los escombros. Hozam Ibrahim, miembro del Consejo Nacional Sirio (CNS), explicó que el impacto de los proyectiles dejó una fosa de seis metros de profundidad, de acuerdo con la información que le facilitaron activistas sobre el terreno.

Esas víctimas se suman a por lo menos otros 20 muertos en el país en la jornada del miércoles.

Ibrahim, quien denunció que hay "decenas de heridos" y que la mayoría de ellos son menores de edad, agregó que la ofensiva artillera del régimen destruyó unas 25 viviendas que, al parecer, estaban habitadas.

La misión de la ONU debe supervisar el cumplimiento del plan de paz, en vigor desde el 12 de abril, que estipula el cese de las hostilidades, la retirada de los tanques de las ciudades, la liberación de los detenidos de forma arbitraria y el inicio de un diálogo entre el Gobierno y la oposición, entre otros puntos, pero es muy poco lo que se ha avanzado.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.