Barcelona vive su hora más amarga

Barcelona vive su hora más amarga

El actual campeón de la Liga de Campeones fue eliminado por Chelsea: 2-2. ¿El fin de una era?

24 de abril 2012 , 01:32 p.m.

El sábado anterior, Cristiano Ronaldo al menos tuvo la sombra de Mascherano en el 1-2 del Real Madrid que sentenció la Liga Española. Este martes, cuando Fernando Torres marchó con tanta libertad hacia Víctor Valdés, la imagen lucía tan impensada como la eliminación del Barcelona. (Vea las mejores imágenes de la victoria del Chelsea).

Pero no: fue real la cabalgata del 'Niño', al que tanto le reclamaron goles en Londres, y quien vino a marcar el más importante del Chelsea en años. El español puso el 2-2 para dejar en el camino al campeón de la Champions y quedar a un solo juego de sucederlo en el trono continental.

Los ingleses acudieron a la 'táctica Mourinho' de la semifinal de hace dos años, cuando el Inter llegó a definir en el Camp Nou: aguantar con la mayor cantidad de hombres, incluso con todos en la propia área si era necesario, para aprovechar al máximo los contragolpes.

Así, los azules de Londres (que este martes jugaron de blanco) tendrán su segunda opción de levantar por primera vez la 'Orejona'. De nada le valió al Barça tener, como en Stamford Bridge la semana pasada, balón e iniciativa ofensiva. Un dominio relativo, pues Chelsea también de manera intencional por la ventaja 1-0 del juego de ida, decidió darle pelota y terreno, y propuso un juego de esperar y contragolpear.

Este martes, el local pateó siete veces con verdadero peligro, mientras que su rival lo hizo en tres ocasiones.  Y aunque Barça igualó la serie de manera parcial con gol de Busquets (34 PT), Chelsea perdió a Terry, expulsado por pegarle sin balón a Alexis Sánchez (35 PT); e Iniesta lo puso en la final de Munich al marcar el 2-0 (43 PT), recibió un mazazo inesperado: Lampard, de nuevo en rol de creador, asistió a Ramires, que con una vaselina delicada, decretó el descuento (44 PT): encendió la bala de oxígeno. 

Barcelona intentó levantarse en el segundo tiempo y tuvo cómo hacerlo muy temprano, cuando al minuto 4, Messi ponía la pelota en el punto blanco. Penalti para comprar el tiquete a la final. Pero, ¡oh, sorpresa!, el mejor jugador del mundo desaprovechó la oferta: estrelló el sueño en el horizontal. No sería el único postazo del argentino: a 10 minutos del fin, un vertical le regresó su remate con pinta de gol. El tercer 'palo' sería la eliminación, con el empate de Torres en el descuento.

Chelsea es finalista. Superó al favorito, a su verdugo del 2009. La cuenta pendiente de aquella semifinal en Londres, en la que no le pitaron al menos dos penaltis, quedó saldada por completo. Y Barcelona vive su hora más amarga...

Fabián M. Rozo Castiblanco
Redactor de EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.