Libro, lectura y desarrollo

Libro, lectura y desarrollo

20 de abril 2012 , 08:48 p.m.
Abunda la literatura especializada que señala la relevancia de la lectura, la escritura y el libro en los procesos de desarrollo económico y social, en la actual sociedad del conocimiento.

Esa importancia la entendieron la Unesco y el gobierno colombiano, cuando, en 1971, crearon el Cerlalc. La juiciosa tarea iniciada entonces encontró eco en Iberoamérica, que hoy trabaja por la formulación y ejecución de políticas públicas de fomento de la lectura, la escritura y las bibliotecas, además de crear entornos propicios para la creación editorial, la producción y circulación de libros, en los ámbitos del español y del portugués.

Una mirada a la situación actual de la región muestra que, pese a los avances de cuatro décadas, es aún muy grande la brecha con el mundo desarrollado, situación que se refleja en las mediciones internacionales.

Mientras en el mundo desarrollado el promedio de lectura de libros supera los diez ejemplares por habitante al año, en nuestros ámbitos el promedio escasamente llega a dos. Adicionalmente, solo la mitad de la población se percibe como lectora y la actividad de leer tiene baja preferencia en el uso del tiempo libre.

Si a ese panorama se le suman asuntos como la emergencia de las tecnologías digitales en el mundo de la lectura y la creciente demanda por ampliar el campo de acción hacia la diversidad étnica y lingüística de la región, el camino hacia adelante es desafiante y convoca a multiplicar los esfuerzos en pro de garantizar el cierre de las actuales brechas y el trabajo decidido para que otras no se abran.

América Latina tiene el reto de hacer más visible su creación intelectual en un contexto global, de hacer mejores ciudadanos formando mejores lectores, y de aprovechar la escala regional para producir más libros de calidad que circulen en papel o por las redes virtuales.

Este esfuerzo puede trascender hacia otros espacios geográficos, en los dominios del español y del portugués, tal como buscan Brasil y Portugal al proponer llevar la experiencia del Cerlalc hacia África.

De los cinco centros creados en los años 60 para fomentar la tarea de promover el libro y la lectura en el mundo, es el de Iberoamérica el único que sobrevive. Bien vale la pena llevar nuestro trabajo y experiencia a otros lugares.

Fernando Zapata López, Director del Centro Regional para el Fomento del Libro en América Latina y el Caribe (Cerlalc-Unesco)

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.