Inversión extranjera en América Latina se disparó en el 2012

Inversión extranjera en América Latina se disparó en el 2012

La región deberá acostumbrarse a crecer con equidad, aconsejó el Banco Mundial (BM).

18 de abril 2012 , 03:06 p.m.

Este miércoles el BM presentó su informe de previsiones regional que revela que América Latina y el Caribe crecerán entre 3,5 por ciento y 4 por ciento este año; reporte fue presentado por el economista jefe para la región, Augusto de la Torre.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) estimó ese crecimiento en 3,7 por ciento en sus previsiones del martes, en ligero aumento respecto del 3,6 por ciento de enero.

Los vaivenes de la crisis de la deuda europea están impactando indirectamente en la región, que mantiene en líneas generales un buen rumbo macroeconómico, con salvaguardas prudentes, pero la percepción en los mercados varía enormemente en función de lo que sucede al otro lado del Atlántico.

"Los flujos de cartera hacia la región se dispararon en los primeros meses de 2012. Inversiones de fondos mutuos en los siete países más grandes de América Latina y el Caribe, que descendieron abruptamente durante la segunda mitad de 2011, aumentaron ocho veces en enero y febrero de 2012, comparado con el promedio mensual de comienzos del año pasado", explicó el texto.

Aunque el informe no da cifras exactas para ese comparativo, de la Torre calculó que mensualmente están entrando en la región entre 5.000 y 6.000 millones de dólares en inversiones puramente financieras.

"La magnitud de estos flujos es tal, que si Vanguard, una de muchas compañías internacionales administradoras de activos, decidiera mover el 1 por ciento de sus fondos mutuos a Colombia, esto representaría un ingreso de capital equivalente al 6 por ciento en el Producto Interno Bruto de ese país", explicó el informe a modo de ejemplo.

A finales del 2011, la crisis de la deuda europea se acentuó hasta provocar la alarma mundial, pero el Banco Central Europeo (BCE) acabó por suministrar liquidez a los bancos de la región, en una operación que calmó los mercados. Como en el pasado, "esto tiene un efecto muy fuerte para América Latina; cuando baja la aversión al riesgo, se despierta un apetito muy fuerte por el riesgo" en los mercados emergentes, explicó de la Torre en rueda de prensa.

"Estamos viviendo una situación parecida a 2010. Sin embargo, la situación financiera internacional se mantiene muy débil, muy frágil", explicó de la Torre. "La evidencia es bastante fuerte de que los administradores de activos amplifican los movimientos" de inestabilidad de los mercados, indicó.

Esos fondos están "acostumbrados a actuar un poquito en manada", añadió.

Pero una mayor exposición a la entrada de esos capitales no implica necesariamente mayor vulnerabilidad, explicó de la Torre.

México, un país muy abierto a la economía mundial, mantiene una sólida política fiscal y tiene una línea de crédito precautoria abierta con el FMI. "En esta coyuntura, México ha subido muchísimo en la apreciación de inversores internacionales", como sucede con Brasil, explicó a modo de ejemplo de la Torre. "Por otro lado, existen países como Venezuela y Ecuador", mucho más cerrados financieramente, pero que a largo plazo, en caso de recesión acentuada en Europa o caída de los precios de materias primas, son "altamente vulnerables", explicó el informe.

"Los diseñadores de políticas de estos países claramente se beneficiarían de reformas orientadas a abrir mayor espacio de maniobra, particularmente por medio de amortiguadores fiscales", aconsejó el texto.

AFP

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.