Portada: Un siglo leyendo a Rafael Pombo

Portada: Un siglo leyendo a Rafael Pombo

notitle
10 de abril 2012 , 11:49 a.m.

  Se cumple un siglo de la muerte del poeta con el que todos los colombianos crecimos. En homenaje al hombre que puso en nuestras bocas las historias de una viejecita sin nadita que comer y de un renacuajo muy tieso y muy majo, aquí está su vida, contada por la mujer que más sabe de él: Beatriz Helena Robledo, autora del libro 'Rafael Pombo: la vida de un poeta'.  

Rin Rin Renacuajo, La pobre viejecita, Simón el Bobito, Mirringa Mirronga y El gato bandido hacen parte del repertorio de la infancia de cualquier colombiano. Todos saben que son de Rafael Pombo y algunos se atreven a preguntar ―no sin cierto recelo― si es cierto lo que dicen por ahí, que estos poemas existían en inglés y que Pombo los copió.

Otros, menos numerosos, y que por lo general pasan de los cincuenta años, se acuerdan de un poema blasfemo y angustioso en el que Pombo le reclama a Dios por la existencia, se pregunta por el sentido de esta vida y se siente agobiado viendo pasar la gente en tumultos delante de sus ojos. Se trata de La hora de tinieblas que empieza: "¡Oh qué misterio espantoso/es este de la existencia!/¡Revélame algo conciencia!/¡Háblame Dios poderoso!".
Quizás algunos escritores y estudiosos de la literatura colombiana logran nombrar unos cuantos poemas románticos de Pombo, como Noche de diciembre, Elvira Tracy, De noche y Preludio de primavera, que dentro de la historia literaria ocupan el lugar que les corresponde como poesía romántica de finales del siglo XIX.
Esto es, en términos generales, lo que un gran número de colombianos sabe de Rafael Pombo. Ahora, al cumplirse cien años de la muerte del poeta, se despierta su memoria y descubrimos un ser multifacético, complejo y con un legado mucho mayor del que conocemos. Rafael Pombo, además de poeta, fue diplomático, pedagogo, impulsor del arte y la cultura (lo que hoy en día se llama un gestor cultural), crítico de arte y literatura, músico, excelente traductor, periodista, homeópata y escritor de versos de circunstancia.

Para ver el artículo completo, visite nuestra nueva página web www.revistacredencial.com

Síganos en Twitter @revcredencial

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.