Vida de hoy: Rábano vs. Churrasco, ¿una decisión de vida?

Vida de hoy: Rábano vs. Churrasco, ¿una decisión de vida?

notitle
10 de abril 2012 , 10:55 a.m.

No comer huevos, lácteos o carne ya no es un estilo de vida insólito. Cada vez son más las personas que, por salud, preocupación por el medio ambiente y creencias religiosas han decidido cambiar sus hábitos alimenticios. Aquí van los testimonios de varios famosos que prefieren mil veces un rábano en vez de un jugoso churrasco.

Sebastián Martínez y Kathy Sáenz: felices de no comer carne
La exreina y actriz Kathy Sáenz y su esposo, Sebastián Martínez, también actor, decidieron volverse vegetarianos por salud, respeto a los animales y, también, como método terapéutico. Ella no come carne hace seis años y él hace cinco y medio.
Dice Kathy: "Yo era muy carnívora, pero llegó un tiempo en el que la carne me empezó a sentar muy mal, así que hace seis años empecé a dejarla y a reemplazarla por granos y proteína vegetal. En el fondo, siempre quise ser vegetariana por el inmenso amor y respeto que siento por los animales, hasta que en un viaje a Nueva York empecé a conocer más acerca del vegetarianismo y ahí tome la gran decisión. Lo más difícil para mí fue desarraigar la mentalidad carnívora, pero hoy mi cuerpo funciona maravillosamente, mi piel, mi pelo se ven distintos, te vuelves más sensible y receptivo, te cambia el genio y no contribuyes al asesinato diario de miles de millones de animalitos. No peco comiendo otro alimento, porque un vegetariano de verdad nunca peca; si lo llegara a hacer me intoxicaría terriblemente. Como lo mismo que cualquier persona, simplemente remplazo el pedazo de carne por una porción de proteína vegetal que es bastante variada. Esto es una contribución al medio ambiente, es conciencia universal de vivir en paz, respeto y amor con los animales".

Dice Sebastián: "Durante el tiempo que estuvimos juntos en Nueva York, decidimos no comer ningún tipo de carne. Allá hay muchos restaurantes vegetarianos y muy ricos. Yo me quedé cuatro meses más y Kathy se devolvió a Colombia. En ese tiempo volví a mi rutina alimenticia y comí de todo. Cuando ya llevaba dos meses nuevamente en Colombia, me propuse empezar de nuevo y de verdad. Duré una semana comiendo pescado y después le dije adiós a todo. La gente piensa que ser vegetariano es sólo comer ensaladas, pero nosotros comemos de todo menos carne, pollo, pescado y huevo. Nuestra alimentación es muy normal; una buena dieta está fundamentada en granos como los fríjoles, las lentejas, los garbanzos; son una fuente de proteína salvaje. Comemos también tofu, gluten, carve y eso reemplaza la proteína. Al principio me daban antojos de ceviche de camarón, pero después lo solucioné haciendo unos picaditos con unos embutidos vegetarianos y les hacía la misma salsa, entonces me di cuenta de que lo que me gustaba era la salsa. Amador, nuestro hijo, es vegetariano desde el vientre, desde su concepción. Él es un niño muy sano, muy inteligente y muy pilo".

Margarita Ortega: una ecoactriz
La actriz y presentadora Margarita Ortega es vegana (no consume carne animal, leche, ni huevos) desde hace más de diez años. Múltiples alergias respiratorias que la agobiaban la hicieron buscar una alternativa diferente.
"Mi médico, me hizo una recomendación antes de iniciar el tratamiento: que le bajara a las carnes; así lo hice y paulatinamente fui encontrando que mejoraba increíblemente. Comencé a leer y a ver cómo podía hacer la mejor transición hacia las proteínas vegetales manteniendo mi cuerpo nutrido. Ya ha pasado una década y la verdad no he vuelto a pasar por las crisis respiratorias. Con mi forma de vida me siento plena y contenta. No es una tortura ni mi mundo va en devaneos. Mi alimentación está basada en productos sanos, enteros, procesados en su mínima versión, regresando al origen en cuanto a sabores y texturas".
A Margarita también le ha ido muy bien como empresaria con su almacén, llamado Ecotienda, un espacio verde que ofrece productos sanos, ricos y variados. "Hay desde vinos que provienen de viñedos cultivados de manera orgánica, hasta especias cultivadas en el Chocó por mujeres cabeza de familia, que cultivan y procesan dichos condimentos también de manera orgánica.", asegura.
 

Para ver el artículo completo, visite nuestra nueva página web www.revistacredencial.com

Síganos en Twitter @revcredencial

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.