Heridas abiertas de la guerra de las Malvinas son una sola trinchera

Heridas abiertas de la guerra de las Malvinas son una sola trinchera

Los kelpers (habitantes de Malvinas-Falklands) la llaman "invasión" y los argentinos, "liberación".

notitle
08 de abril 2012 , 10:58 p.m.

"Vos y yo éramos como carne y uña. Me queda en el recuerdo cuando te probaste el uniforme y me preguntaste cómo te quedaba. Estabas re lindo hermano de mi corazón".

La hermana de Alberto Fernando Chávez, uno de los 649 soldados argentinos que murió durante la Guerra de las Malvinas (Falklands) en 1982, le escribió el 7 de marzo una carta que hoy yace atada junto a su tumba en el cementerio de Darwin. Se tomó la molestia de plastificarla para asegurarse que la lluvia no acabara con su mensaje al más allá.

En el solemne camposanto solo se escucha el fuerte viento como un grito eterno de los jóvenes que dieron su vida en lo que algunos califican como uno de los crímenes de la dictadura del general Leopoldo Galtieri. "Muchos de nuestros jefes venían directo de torturar, asesinar, secuestrar, de la guerra sucia. Pasaron de la guerra sucia a la 'guerra limpia'", asegura. Roberto Herrscher, ex combatiente argentino que hoy vive en España.

Durante los tres meses que duró el conflicto murieron 649 militares argentinos, 255 ingleses y 3 civiles isleños debido a un accidente militar de los británicos. Fue un intenso combate que duró 74 días. Los kelpers (malvinenses) lo llaman "invasión" y los argentinos, "liberación". La guerra terminó con la rendición de los gauchos el 14 de junio de 1982.

(Vea la infografía 'El precio de la guerra')

Para Gary Clement, veterano de la marina inglesa que vive en Malvinas, "los soldados argentinos estaban bien preparados y fueron muy valientes, pero no estaban bien comandados". Una de las labores que él tenía que hacer todos los días es proveer a sus tropas de municiones y alimentos. "Cuando llegamos, abrimos uno de los contenedores argentinos que había en el lugar y había tanta comida, que comenzamos a alimentar a nuestros hombres con la comida de ellos".

Cuando se cumplen tres décadas de este conflicto armado, el fantasma de que las tropas gauchas pasaron hambre en la isla aún ronda. Para muchos es solo propaganda negra, para otros, una oscura verdad. 

Según Gary, los oficiales no estaban abasteciendo a los hombres que hacían patrullaje en las montañas como deberían. "Un veterano argentino que es hoy mi amigo me llevó un día a Goose Green (una de las poblaciones que vivió el conflicto con más intensidad) y me mostró dónde amarraron a uno de sus compañeros porque había matado una oveja para comérsela. - narra Gary -Ese hombre murió de inanición y está enterrado en el cementerio argentino".

Muchos de esos muertos siguen sin identificar. 123 tumbas simplemente rezan: Un soldado argentino solo conocido por Dios. Recientemente, veteranos le pidieron al gobierno argentino realizar pruebas de ADN para darles un nombre a todos esos 'NN'.

Anthony Smith, un isleño que tiene su propia agencia de turismo, cuenta que ese fue un cementerio provisional hecho por los británicos, quienes esperaban que el gobierno argentino se llevara los restos de sus caídos. "Pero decidieron dejarlos aquí como un mensaje político", dice Anthony.

Estas señales políticas las ven los isleños en casi todas partes. Noby Clark, un malvinense de 62 años que fue prisionero por 31 días durante el conflicto, pregunta: "¿Notaron que las flores son blancas y azules como la bandera? Como no está permitido ondear banderas aquí, entonces hacen esto. Si no nos estuvieran reclamando no sería la gran cosa, pero eso todavía afecta a muchas personas".

Desde lo alto del monte Sappers es posible hacerse una idea de lo que era pelear en condiciones extremas. Aún hay varias trincheras en el lugar e incluso se conservan los plásticos que usaban para protegerse del mal tiempo. "Es posible que muchos soldados hayan tenido problemas con los dedos porque pasaban mojados y con mucho frío. En junio, que es cuando acaba la guerra, las condiciones climáticas eran mucho más severas que cuando empezó", explica Anthony.

Aunque está claro que fue lo peor que le pudo haber pasado a ambas partes, todavía se discute cómo la guerra aceleró la transición democrática en Argentina y, del lado de la isla, cómo dinamizó los lazos con el Reino Unido y, por lo tanto, su economía.

Murió tanta gente en tan poco tiempo que "nunca será lo mejor que nos pudo haber pasado.- dice Gary- De hecho, se han suicidado más soldados que los que murieron durante la guerra. Había mucha culpa y estrés postraumático". 

Rebeca Lucía Galindo
Redacción Internacional
Stanley (Puerto Argentino)

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.