No eran de pascua los huevos... (Opinión)

No eran de pascua los huevos... (Opinión)

notitle
08 de abril 2012 , 04:25 p.m.

La mejor gambeta de los jugadores de Flamengo en estos últimos tiempos fue la que les hicieron el jueves a sus propios hinchas. Ronaldinho, Vagner Love y compañía "huyeron" del aeropuerto Tom Jobim, de Río, por la puerta de embarque, mientras la torcida, furiosa, los esperaba en la de desembarque. Los partidarios habían ido a esperarlos con huevos, que no eran de Pascua...

El Mengao volvía de Guayaquil, tras la fea derrota por 3-2 contra Emelec: ganaba 2-1 y lo perdió en el minuto 90, con lo cual quedó último en el Grupo 2 de la Libertadores. Lo curioso es que, pese a sus pobrísimos 5 puntitos en 5 partidos, todavía le queda una chance más que aceptable de clasificar: si vence a Lanús en la última jornada (en Río), y Olimpia y Emelec empatan en Asunción, pasará de ronda.

Pero las cosas no están bien allí. La popularidad no condice con el rendimiento del equipo. Flamengo es uno de los tantos grades en crisis. Lo preside una mujer, Patricia Amorim, tildada de "demasiado impulsiva" y de "no saber nada de fútbol". Le cuestionan que destituye entrenadores con frecuencia y que, pese a facturar cifras millonarias, el club se endeuda cada vez más. "Ella debe renunciar. Todos saben que quien manda en el club es su marido", lanzó el expresidente Marcio Braga. "Yo les avisé a los torcedores, este será un año de mucho sufrimiento", agregó.

Ahora, la presidenta está buscando rescindir el contrato de Ronaldinho, quien no ha rendido lo que esperaban de él. Pero tiene vínculo firmado hasta 2014 inclusive. Assís, hermano y representante del crack, dice no saber nada del tema y se muestra irritado de que pretendan desembarazarse tan poco elegantemente de él. Dinho cobra 7,5 millones de dólares por año, el salario más alto de la historia del club. Vagner Love también percibe una cifra altísima. En Brasil se pagan fortunas.

Es una de las repercusiones más fuertes que está dejando la fase de grupos de la Libertadores. La otra otra se sintió en Uruguay. También en el minuto 90, Nacional cayó 2 a 1 contra Libertad y quedó fuera de carrera. "Un golpe de nocáut", lo definió el diario El País. Es que, por tercera en 53 torneos de Copa, actuando Peñarol y Nacional en la misma edición, ambos quedan eliminados en la fase de grupos. Sólo había sucedido en 1975 y en 2003.

Es un desencanto para el fútbol charrúa, entonado por la resurrección de su equipo nacional desde el Mundial 2010.

Lejos de la definición todavía, la Copa parece explicarse por ahora a través de las desilusiones. Hay otras varias, aunque más lógicas. La eliminación de los tres equipos venezolanos: Caracas FC, Zamora y el Táchira. "Once partidos sin ganar, seis sin siquiera empatar. El espíritu vinotinto deberá reaparecer en sus clubes, que llevan tres ediciones grises en la Libertadores, después de que sus buenas actuaciones ya habían dejado de ser sorpresas", se lamenta el colega argentino-venezolano Edgardo Broner. Si hasta suena borroso el recuerdo de 2007, cuando en pleno auge de los equipos venezolanos, el Caracas había vencido a River Plate en los dos enfrentamientos.

También los tres equipos peruanos (Huancayo, Alianza Lima, Juan Aurich) quedaron al margen con bastante antelación. Es recurrente. Parecen estar lejos de la organización y el nivel que requiere la competencia internacional.

Junior sigue con respirador artificial en el Grupo 3: o vuelve a la vida o se lo desconectan. Está en manos de Dios. En cambio la victoria de la 'U' de Chile sobre Godoy Cruz le dio a Nacional de Medellín la llave de la clasificación.

La paliza de la semana la recibió Olimpia. El Rey de Copas paraguayo venía soliviantado tras su gran triunfo sobre Flamengo seis días atrás, pero Lanús literalmente lo aplastó: 6 a 0 que pudieron tranquilamente ser 8 ó 10. Pero lo que el martes parecía una negra participación del cuadro paraguayo, se tornó verde esperanza el miércoles gracias la mencionada y espectacular victoria de Emelec sobre Flamengo con dos golazos de cabeza de Luciano Figueroa. ¡Qué jugador Lucho! El problema han sido siempre sus lesiones, aunque por clase debió haber hecho una súpercampaña en Europa. Tenía tanto gol como Higuaín, pero más calidad técnica. Y es uno de los más fantásticos cabeceadores de los últimos tiempos. Si logra conectar el balón con la testa, es gol en un 80% de los casos. Con Bielsa era centrodelantero titular en la Selección Argentina. Hasta que comenzaron los padecimientos en una de sus rodillas. 

Ya se han disputado 85 de los 138 partidos de la Copa. Y se perfilan algunos pretendientes. El número uno es Santos, con un Neymar explosivo, desequilibrante, y un equipo que parece incluso más sólido este año incluso que el campeón del anterior. Otro es Universidad de Chile. El campeón de la Sudamericana 2011 retomó el ritmo ganador en todas las canchas y el joven Angelo Henriquez está sustituyendo de maravillas a Eduardo Vargas. Si gana esta Libertadores, Jorge Sampaoli puede marcar una época en Chile. En su futuro aparece una selección grande.

Y por ahí atrás se puede entreverar Boca, más tosco que los dos anteriores, pero con mística copera. Y porque, de octavos en adelante, las camisetas grandes pesan el triple.

Nosotros seguimos pensando que ninguno ha jugado mejor que Nacional de Medellín. Si ratifica el nivel de los primeros partidos, es tan candidato como el mejor.

Jorge Barraza
Para EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.