Hijo del intendente José Duarte está feliz con el uniforme de su papá

Hijo del intendente José Duarte está feliz con el uniforme de su papá

Trajo regalos para sus hijos. Encontró a una nieta de 3 años y le encanta que le digan 'abuelito'.

notitle
04 de abril 2012 , 01:15 a.m.

Tenía diez meses de nacido cuando las Farc se llevaron a su padre, el intendente jefe Carlos José Duarte, a un secuestro de 13 años. Hoy, con una sonrisa que no puede esconder, Carlos Andrés, el hijo menor de Duarte, luce el uniforme de la Policía que su padre le dio en el avión que el lunes lo trajo de Villavicencio a Bogotá (vea también: Dramáticos relatos de recién liberados en rueda de prensa en Bogotá).

"Me puso el uniforme bajando del avión, cuando estábamos llegando a Bogotá, porque estaba haciendo mucho frío -relató Carlos Andrés-. Me dijo, cúbrase con eso; íbamos en el avión juntos y no me lo he quitado" (se conoce video del momento en que las Farc entregaron a los secuestrados).

Si bien el adolescente dice que el reencuentro fue emocionante, le faltó el abrazo que por años imaginó darse con su padre en el momento en que bajaría del avión.

"Faltó la emoción que siempre ha habido de correr hacia el helicóptero cuando bajan, porque en esta liberación no se dio -dijo el joven-. Tuvimos que esperar a que pasaran por otros chequeos médicos para poder recibirlos. Sin embargo, lo importante es que está bien sicológica y físicamente".

Carlos Andrés está dichoso de parecerse físicamente a su padre. "Todo el mundo me dice que me parezco mucho a él. Prácticamente es la misma imagen mía", dijo el joven, quien en su cuello lleva colgado un esfero cubierto con un tejido y en su mano la manilla en hilo que su padre le trajo de regalo de la selva.

El intendente Duarte llegó con obsequios muy especiales para toda su familia. A sus dos hijas les trajo un bolso y unos moños tejidos.

Mientras sus hijos lo miran con admiración, Gloria Marín se declara cautivada por el aspecto que trajo su esposo. "Mi flaco está guapísimo. Los demás también -dijo-. Afortunadamente, tenemos la dicha de que ellos no estén tan cambiados ni tan demacrados, y pues ahora contamos con el apoyo de la institución, que nos los va a poner gorditos y rozagantes".

La mujer describió el reencuentro como un momento "avasallador".

"Estábamos locas gritando; casi tumbamos ese cristal que nos impedía estar cerca de ellos. Fue un abrazo completo, para que pudiera abrazar a todos los que estábamos allí", recordó Gloria, quien agregó que a su esposo le encanta que le digan "abuelito". En efecto, su hija ya tiene una niña de tres años.

Padre pide perdón a hija

Otro de los encuentros conmovedores que se han vivido tras la liberación de los 10 militares y policías fue el de Dayana Rojas y su padre, el intendente Wilson Rojas. Ella tenía dos años cuando él fue secuestrado en Puerto Rico (Meta). Rojas le entregó en Villavicencio una carta en la que le pide perdón por haber sido "mal padre".

"(La carta) la llevaba en el bolsillo del pantalón y la había escrito cinco meses atrás", contó Dayana, de 14 años.

REDACCIÓN EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.