Barcelona, a semifinales de la Liga de Campeones tras eliminar a Milán

Barcelona, a semifinales de la Liga de Campeones tras eliminar a Milán

En el partido de vuelta de los cuartos de final, presenciado en el Camp Nou, hubo jugadas polémicas.

03 de abril 2012 , 02:28 p.m.

No hubo gestas en el Camp Nou. Barcelona no permitió hazañas del Milán y no le autorizó irrespetos en su fortín; lo venció 3-1 y clasificó a la semifinal de la Liga de Campeones, instancia a la que llega por quinta vez consecutiva. (Lea también: Bayern de Múnich avanzó a la semifinal).

Milán se lanzó al ataque decidido a cambiar su estrategia de juego defensivo, utilizada en el partido de ida (0-0), y fueron al frente, con el sueco Zlatan Ibrahimovic como arma principal. Las opciones se crearon, pero el Barcelona no tardó en despertar. Quizá no dormía, repasaba a su rival. Y rápidamente puso orden.  (Galería/Los primeros semifinalistas en la Liga de Campeones).  

En solo 10 minutos Lionel Messi fue derribado por Antonini y fue Penalti, protestado por los italianos por un aparente fuera de juego de Messi. El propio Messi se ubicó frente al balón y cobró con elegancia al palo derecho; el arquero Abbiati por poco acaricia la pelota, pero iba demasiado bien ubicada. (Gráfico: Seguimiento al juego de Messi).

Fue el 1-0 y, de paso, el gol 13 de Messi en la presente 'Champions', con el cual superaba su propio registro y el del holandés Ruud Van Nistelrooy, de 12 tantos en una misma temporada. Pese al golpe, Milán no se resignó y se encontró con un golazo que le dio vida: un remate cruzado de Nocerino decretó el 1-1 (32 PT), resultado que eliminaba al Barcelona.

La hazaña se veía probable, pero la ilusión italiana duró solo nueve minutos. A los 41 de la primera parte el árbitro holandés Björn Kuipers tomó una decisión trascendental.

Antes del cobro de un tiro de esquina hubo una sujeción en el área(de esas que se ven por montones), de Nesta sobre Busquets, y el juez señaló un penalti poco habitual, más en estas instancias, que fue protestado con vehemencia por los jugadores del Milán. De nuevo Messi fue el ejecutor y marcó el 2-1 (gol 14 del argentino en la competición).

Ya en la segunda parte Barcelona sentenció el juego con el tercer gol, esta vez de Andrés Iniesta (7 ST). Al final, hubo alegría española y protesta italiana: "Ahora entiendo a Mourinho cuando viene al Camp Nou", reaccionó Ibrahimovic, con ironía, criticando el segundo penalti que le sancionaron a su equipo, en el que advirtió que la pelota no estaba aún en juego. 

El 3-1 dejó a un rabioso y eliminado Milán, que se escudó en su protesta. A pesar de eso, Barcelona ganó bien. Ahora, espera al ganador de la llave Chelsea-Benfica.

Vea también: Real Madrid buscará sellar su billete a las semifinales de la 'Champions'

Pablo Romero
Redactor de EL TIEMPO
@PabloRomeroET

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.