'Los chismes casi acaban el equipo': Mauricio Ardila

'Los chismes casi acaban el equipo': Mauricio Ardila

El ciclista colombiano contó la incertidumbre vivida en el Coldeportes Comcel.

notitle
31 de marzo 2012 , 07:30 p.m.

Mauricio Ardila es uno de los ciclistas colombianos que pueden hablar con certeza de los momentos difíciles que pasaron en el equipo Coldeportes Comcel, pues sus 10 temporadas en carreteras europeas le dan la autoridad suficiente para conocer el ciclismo por dentro.

Mientras el equipo se reestructuraba y en la calle se decía que no saldría para esta temporada o que declararía nulos los contratos de algunos ciclistas, sus integrantes entrenaban y esperaban el aval para competir.

Llegó para la Clásica de Anapoima, que se llevó a cabo esta semana. "Los chismes casi acaban con el equipo, pero acá estamos. Los problemas que se vivieron son normales, son los mismos que se viven acá y en Europa, o miremos lo que pasó con el equipo Orgullo Paisa, que tuvo inconvenientes para salir", afirmó Ardila, que en el 2000 se fue a Europa a correr en el Marlux-Ville de Charleroi. 

El Coldeportes Comcel se estrenó en la pasada Vuelta a Chile y luego compitió en el Tour de San Luis, en Argentina, pero una vez terminaron esas carreras la incertidumbre sobre su continuidad se apoderó de sus integrantes.

"La inestabilidad fue dura, no hay duda, pero nos tocó afrontarlo. La mala información cundió y nos tocó como asumir ese rol de padre para que los ciclistas no se desmoralizaran", señaló. 

Después del sacudón, la organización del equipo decidió cambiar de técnico: en reemplazo de Hernán Buenahora llegó Carlos Mario Jaramillo. "Lo peor es que estamos atrasados en la preparación y hemos perdido tiempo. Las demás escuadras han podido competir y nosotros no. Eso nos perjudica porque no cogeremos la forma, y estamos en desventaja", aseguró el antioqueño, de 32 años, que estuvo en los equipos Chocolate Jacques y en los conjuntos del Pro Tour Lotto y Rabobank. 

Pese a haber decidido volver a correr en Colombia y tras encontrarse en la incertidumbre de si había equipo o no había, Ardila nunca perdió la fe, y no se arrepiente de haber dejado el ciclismo europeo. "Decidí quedarme, porque ya lo había analizado con mi familia. Creo en este proyecto, y, por eso, me ha tocado motivar a la gente, levantarles el ánimo, algo que he aprendido con los años", dijo.

 "Nadie ha tirado la toalla a pesar de todo. Hay corredores que no han competido desde hace seis meses y a otros la parte psicológica los afectó, pues se hablaba de que no se respetarían los contratos, algo que nunca pasó", dijo Ardila, que corrió siete Giros de Italia y cinco Vueltas a España.

Lisandro Rengifo
Redactor de EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.